domingo, 8 de mayo de 2016

El hijo del oficial nazi que se convirtió al judaísmo

PUBLICIDAD


El hijo del oficial nazi que se convirtió al judaísmo comparte su historia en  la conmemoración del Holocausto.


De niño, el Dr. Bernd Wollschlaeger tenía dos imágenes opuestas de la Segunda Guerra Mundial grabadas en su mente:  la gloria y horror.


El hijo de un comandante de tanque de la Segunda Guerra Mundial condecorado oficial nazi, se crió en Alemania para creer que el Holocausto nunca ocurrió. Eso cambió cuando fue instruido de manera diferente en la escuela, en la época del asesinato de los atletas israelíes en los Juegos Olímpicos de Munich en 1972 fue noticia.
El habló la noche del miércoles a través de Skype en el servicio de conmemoración del Holocausto anual.

Cientos de personas se reunieron en la sinagoga Kahal Kadosh Beth Elohim para escuchar.

Wollschlaeger enfrentó a su padre sobre el Holocausto después de enterarse en la escuela, dijo que su padre contesto  llamando a su maestro comunista y nunca fue realmente explícito sobre su participación. Tomó años para descubrir la historia de su familia y al enterarse de que su padre no sólo sabía de la Shoah, sino que participó y tolero el genocidio.

"Esta fue la impactante verdad para mí", dijo.

La única vez que su padre le dio una respuesta directa, se trataba de la forma en que eran la raza más fuerte del mundo y tuvo que limpiar el desorden judío que dejaron en su país, dijo Wollschlaeger.

"Yo estaba indignado", agregó.

Estudió el judaísmo y con el tiempo se convirtió a la religión, emigró a Israel y se convirtió en ciudadano, sirviendo en el ejército israelí como oficial. Se optó por dejar su pasado atrás y nunca hablar de ello - hasta que su hijo, a los 15, le preguntó quién era su abuelo.

Wollschlaeger le conto y luego compartió la historia en su escuela, volvió a conectar con su pasado y la decidió  escribir un libro sobre el tema, "Una vida Alemán: en contra de todas las probabilidades el cambio es posible".

En lugar de enterrar su pasado, se decidió a hablar y mostrar a los demás que sus voces importan cuando se trata de combatir el odio y los actos de odio.

"No podemos negar el hecho de que nuestras palabras nos están haciendo daño", dijo. "(Debemos) ver lo que decimos; cómo lo decimos”.

Después de su discurso, el  sobreviviente del Holocausto Joe Engel preguntó si Wollschlaeger "admitía" que los alemanes sabían del evento tal como sucedió. Él respondió que se sentía honrado de conocerlo y responder a la pregunta.

"Alemanes sabían lo que pasó y que optaron por no hacer nada al respecto", dijo Wollschlaeger.

El servicio terminó con sobrevivientes del Holocausto locales encendiendo las velas en los puntos de una estrella de David de madera frente a la sinagoga.  Engel estuvo acompañado por el alcalde de Charleston John Tecklenburgo mientras encendía una de las velas.

"Nos comprometemos a no olvidar nunca", dijo Anita Zucker, quien presentó a los sobrevivientes.

Traducido de  www.postandcourier.com

Unete Facebook