sábado, 13 de agosto de 2016

14 atentados terroristas en Tailandia en menos de 24 horas.

PUBLICIDAD


14  atentados terroristas en Tailandia en menos de 24 horas. 
 
 

Tailandia se blinda tras 14 atentados terroristas en las últimas 24 horas

El Gobierno de España dice a expatriados y turistas que "la situación es volátil" y "no se descartan nuevos atentados".



Cuatro personas han muerto y otras 35 han resultado heridas -incluidos diez extranjeros, ninguno español- en una cadena de atentados ocurridos entre el jueves y el viernes en varias ciudades y dos de los principales destinos turísticos de Tailandia situados en seis provincias del centro y sur del país. En total, han estallado catorce explosiones, algunos de manera coordinada, y otros tres han sido desactivados en las últimas veinticuatro horas.

"Las bombas son un intento de generar caos y confusión", afirmó el primer ministro y jefe de la junta militar, Prayut Chan-ocha, al tiempo que pidió calma y aseguró que mantenían el control de la situación durante una comparecencia con los medios, según la agencia de noticias local TNA. El general, que usurpó el poder mediante un golpe de Estado incruento en 2014, indicó que no era el momento de presionar a la autoridad, sino de colaborar con ella.

"Prayuth ha puesto en marcha un dispositivo de seguridad para prevenir más incidentes y aumentar la seguridad en las zonas más transitadas", indicó el portavoz del Gobierno, Sansern Kaewkamnerd, que añadió que es muy pronto para identificar a los atacantes. Las autoridades han instado a la población a permanecer alerta e informar a las fuerzas de seguridad de cualquier persona o situación que consideren sospechosa.

El jefe de la Policía Turística, general de división de la Policía Surachet Hakpal, ha ordenado que se establezcan varios puestos de seguridad cerca de los principales puntos turísticos del país, principalmente templos y lugares históricos. Las medidas de seguridad también han aumentado en el aeropuerto internacional de Phuket, que se encuentra en el nivel 3 de alerta.

Un portavoz policial indicó a Efe por teléfono que "las bombas, detonadas a distancia con un teléfono móvil, son del mismo tipo de las que utilizan los insurgentes musulmanes en el sur". Más de 6.500 personas ha muerto en el sur de Tailandia desde que el movimiento separatista musulmán reanudó la lucha armada, en 2004, tras un letargo de varios años.
Embajada española, la UE y EEUU

Las autoridades han descartado la participación del terrorismo internacional en las explosiones, a la vez que han reforzado la seguridad en las áreas turísticas, principales metrópolis y centros logísticos. Varios países, entre ellos Estados Unidos y buena parte de los de la Unión Europea, han emitido alertas a sus ciudadanos residentes o que se encuentran de visita en Tailandia.

"La situación es volátil e impredecible y no se puede descartar que se produzcan nuevos atentados", dijo la Embajada de España en Bangkok en un comunicado dirigido a sus ciudadanos residentes en el país. "Ahora mismo, hay un alto riesgo de nuevos atentados. Recordamos que las autoridades tienen capacidad y competencias para establecer medidas de control y seguridad, cortes o controles policiales en las calles, evacuación de edificios, así como otras medidas de excepción", añadió la misiva.
Atentados en centros turísticos

La cadena de atentados comenzó el jueves con la bomba que mató a una vendedora tailandesa e hirió a siete personas en un mercado de Trang, la capital de la sureña provincia del mismo nombre. En las horas siguientes y antes de la entrada del viernes 12, se desactivaron dos explosivos en la turística playa de Patong, en Phuket (sur), y estallaron dos bombas que causaron un muerto y 20 heridos, entre ellos diez extranjeros, en la ciudad portuaria de Hua Hin (centro), situada a unos 150 kilómetros al suroeste de Bangkok.

Fuentes policiales indicaron a Efe que los extranjeros heridos, alguno de gravedad, son cuatro alemanes, tres holandeses, dos italianos y un austríaco. Este viernes por la mañana estallaron otros once explosivos en las provincias de Surat Thani (sur), Chumphon (sur), Phuket (sur), Phan Nga (sur) y de nuevo Hua Hin.

Los artificieros desactivaron una bomba colocada cerca de un templo budista en Hua Hin y se evacúo un mercado y la oficina de Inmigración de esta ciudad por amenazas de explosivos. La jornada del viernes arrojó dos muertos y ocho heridos, todos ellos de nacionalidad tailandesa. Además de las bombas, se han producido cinco incendios en Surat Thani, Phang Nga, Trang, Krabi y Nakhon si Thammarat que podrían estar vinculados a la cadena de atentados.

La ex primera ministra de Tailandia, Yingluck Shinawatra, quien gobernó el país desde las elecciones de 2011 hasta que el golpe militar de 2014 derribó su Gobierno, condenó los atentados por daño humano y el impacto a la economía y la imagen de la nación. Tailandia esperaba alcanzar este año las visitas de 30 millones de turistas.

La cadena de atentados se produce uno días después de que los tailandeses aceptasen en un referéndum la Constitución propuesta por la junta militar y abriesen el camino a la celebración de elecciones generales en 2017 para restablecer la democracia, aunque sea con una Carta Magna más restrictiva que su predecesora.
Libertad Digital

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

deja tu comentario aqui

Unete Facebook