martes, 9 de agosto de 2016

El "Gol por la Paz" reúne en Brasil niños de comunidades judía y árabe

PUBLICIDAD


El "Gol por la Paz" reúne en Brasil niños de comunidades judía y árabe 





El "Gol por la Paz", un programa de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) para promover la unión, la tolerancia y el respeto entre los pueblos a través del deporte, reunió hoy en Sao Paulo en un partido a 22 niños de las comunidades judía y árabe que viven en Israel y en Brasil.
El encuentro entre los menores se celebró antes del partido en el estadio Allianz Parque entre el local Palmeiras y el Vitoria de Salvador de la 19ª jornada del Campeonato Brasileño y contó con la presencia de los exjugadores de la selección brasileña Mauro Silva, Juninho Paulista y Paulo Sergio.
"Creo que Brasil vive un momento difícil, por eso creo que esta convivencia pacífica entre los pueblos es fundamental si uno quiere construir un futuro de paz y de unión entre todos nosotros", comentó Mauro Silva en declaraciones a Efe.
El excentrocampista del Deportivo La Coruña recordó que su país se fundamentó a partir de una "mezcla de razas, con un mestizaje muy interesante, y esa convivencia pacífica entre árabes y judíos es una demostración de lo que Brasil es en ese punto. Son culturas y orígenes diferentes conviviendo juntos".
El entrenador de los niños que vinieron de Israel, Omer Efendovich, destacó la integración cultural e idiomática entre niños árabes y judíos que viven en territorio israelí y palestino con los que residen en Brasil,

"Es muy bueno verlos jugar juntos, a judíos y árabes. Ellos pasan mucho tiempo juntos y aprenden árabe y hebreo. Trabajan juntos, viajan juntos y duermen juntos en los cuartos. Es muy bueno ver eso", comentó a Efe el entrenador.

La iniciativa, que llevará el programa a los preliminares de otros partidos del campeonato brasileño, cuenta con el apoyo de la Federación Paulista de Fútbol (FPF), el club Palmeiras y la organización no gubernamental (ONG) Caminho de Abraão, además de instituciones judías y árabes de la mayor ciudad brasileña.

"El objetivo del proyecto es difundir los valores del respeto, la tolerancia y la convivencia, la disminución de los prejuicios, la violencia y los índices de criminalidad en las generaciones más jóvenes", resaltó un comunicado de los organizadores.

Además de la integración en el partido con los niños, sus familias y los representantes de las comunidades árabe y judía se integraron en los graderíos del estadio.

"Encuentros a nivel gubernamental no son suficientes y por eso es necesario conectar a los pueblos, comenzando por los niños", declaró al sitio oficial de la CBF el activista y abogado brasileño Gabriel Holzhacker, quien vive en Israel desde 1999 y promueve la paz a través del fútbol con la ONG Gol de la Igualdad.

El desmarque

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

deja tu comentario aqui

Unete Facebook