sábado, 13 de agosto de 2016

Se cortan la barba y se quitan la burka en festejo por la derrota del Estado Islámico.

PUBLICIDAD


Se cortan la barba y se quitan la burka en  festejo por la derrota del Estado Islámico.




Sin burkas ni barbas, el festejo en la ciudad siria donde derrotaron al ISIS


Eliminan las rígidas leyes ultraislámicas

Las mujeres se quitaron las vestimentas que los yihadistas las obligaban a llevar, y los hombres se afeitaron en las calles.


Los habitantes de la ciudad siria de Manbij, que los rebeldes kurdos y árabes le arrebataron hace dos días al ISIS, vivieron emotivas escenas en las calles festejando y despojándose de las vestimentas que los yihadistas les obligaban a llevar.

Los hombres se afeitaban la barba en público mientras las mujeres se quitaban las pesadas burkas y las quemaban, en un acto de repudio a las estrictas normas implantadas por los fundamentalistas. También se podía ver a otras mujeres fumando un cigarrillo, algo que los extremistas castigaban severamente.

Manbij es un paso estratégico que estuvo en poder del ISIS durante dos largos años. Después de un asedio de dos meses, las milicias kurdas y árabes nucleadas en la Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) –que cuentan con apoyo de la aviación estadounidense– quebró la resistencia de los extremistas y recuperaron la ciudad.

El balance del Observatorio Sirio de Derechos Humanos, cerca de 500 civiles murieron en los combates de los últimos meses, de los cuales unos 200 a causa de los bombardeos.

El FDS aseguró que fueron liberados más de 2.000 civiles que habían sido secuestrados por los yihadistas y utilizados como escudos humanos con el fin de protegerse de los bombardeos durante el repliegue hacia Jarablus, en el norte, sobre la frontera turca.

Para el ISIS se trata del peor revés sufrido en Siria tras la reconquista de la ciudad de Palmira por parte del ejército sirio, en marzo pasado, y la pérdida, en 2015, del paso fronterizo con Turquía de Tal Abyad, en el norte de Raqqa.

Ahora, lo que todos se preguntan es cuándo y con cuáles fuerzas se lanzará la ofensiva en la “capital” de los yihadistas, debilitada desde el corte en las rutas a través de las cuales recibía armas.

Mientras la población de Manbij festejaba la derrota del ISIS, seguían los enfrentamientos muy cerca de allí, en la ciudad de Aleppo. La coalición formada por rebeldes laicos y milicias del Frente Fatah al Sham, el ex Frente al Nusra que hace unas semanas anunció el cambio de nombre tras su ruptura con Al Qaeda, combaten encarnizadamente con las tropas del régimen sirio.

CLARIN

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

deja tu comentario aqui

Unete Facebook