jueves, 8 de septiembre de 2016

Cada día 39.000 niñas son obligadas a casarse y a abandonar su educación

PUBLICIDAD





La vuelta al colegio no es posible para millones de niñas de todo el mundo como recuerda Plan Internacional. Estas menores están obligadas a dejar la escuela para prepararse para un matrimonio concertado o trabajar para ahorrar para la dote o excrex.


Cada día 39.000 niñas son condenadas a una vida sin oportunidades, forzadas a casarse y a abandonar los estudios. Si continúa esta tendencia, de 2010 a 2010 se encontrarán en esta situación 140 millones de niñas.

Este es el caso de Haoua, tiene 15 años y vive en Niger. A Haoua le gustaría volver al colegio pero se encuentra en el hospital de Dosso recuperándose de las complicaciones del parto. El año pasado fue obligada a casarse con un hombre del que no sabe nada, ni siquiera la edad. Cuando le comunicaron que tenía que casarse se desmayó: «No estaba contenta, mi boda fue un momento doloroso de mi vida».

Esta historia es frecuente en Níger, un país donde es legal casarse a los 15 años y donde se registra la mayor tasa de matrimonio infantil: el 76% de las niñas contraen matrimonio antes de los 18.

Le siguen República Centroafricana (68%), Chad (68%), Mali (55%), Guinea (52%), Bangladesh (52%), Sudán del Sur (52%), Burkina Faso (52%), Mozambique (48%) e India (47%).

Para combatir estas cifras Plan Internacional desarrolla programas contra el matrimonio temprando forzado en 14 países. Royce, natural de Zambia, participa en uno de ellos. La joven fue obligada a casarse con 15 años pero después de 4 años de matrimonio resolvió coger a su hija y escapar de su marido.

Ahora, de vuelta en el colegio, está involucrada en el programa «Girls Power» en el que comparte con otras niñas su experiencia para defender, de esta manera, los derechos de las jóvenes a la eduacación y a decidir sobre sus vidas.
Las causas

Las causas del matrimonio temprano forzado responden a una combinación de desigualdad de género, escaso acceso a salud sexual y reproductiva, normas tradicionales o religiosas y falta de protección de los derechos de la infancia.

La organización Plan Internacional observa además que existe una relación directa entre la educación y en matrimonio en estas ciscunstancias. Las niñas sin educación tienen tres veces más posibilidades de contraer un matrimonio temprano.

Y las consecuencias para estas niñas son devastadoras. Impactos en el desarrollo desde el aspecto intelectual y físico pasando por el plano emocional. Como indica Concha López, directora de Plan Internacional en España, «el matrimonio temprano forzado suele desembocar en embarazos preadolescentes que causan la muerte de 50.000 adolescentes cada año y son la principal causa de mortalidad de las niñas entre 15 y 19 años en los países en desarrollo».

ABC

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

deja tu comentario aqui

Unete Facebook