jueves, 8 de septiembre de 2016

El hospital Israelí Hadassah fue nominado para recibir el Premio Nobel de la Paz

PUBLICIDAD



Hadassah, uno de los primeros hospitales que se instaló en Jerusalem, en 1912, fue nominado para recibir el Premio Nobel de la Paz. En diálogo con la Agencia Judía de Noticias (AJN) en sus oficinas en Israel, Claudia Rubinsztain, guía de turistas y encargada de Relaciones Públicas de este centro médico, aseguró que al hospital llegan pacientes de todo el mundo y que ellos creen, trabajan y conviven “bajo una filosofía llamada ‘puentes de paz’”.


Desde que se fundó, el hospital tuvo ese espíritu. Rubinsztain explicó que “Puentes de paz” significa que no existe ningún tipo de discriminación ni de género, ideología política, religiosa. “Por eso cuando uno camina por el hospital ve las diferentes vestimentas de la gente, que es lo que nos hace dar cuenta los distintos grupo étnicos que conviven en el hospital, lo cual es completamente normal, desde un cura franciscano, una chica con minifalda y un sheik árabe todos sentados esperando ser atendidos por el mismo médico. Por ese motivo fuimos nominados para recibir el Premio Nobel de la paz.”

El último proyecto de las mujeres de Hadassah en Estados Unidos y la organización Hadassah Internacionales, es la torre de internación Sara Wetsman Davidson. Hadassah internacional es la organización no gubernamental del Hospital, de hombres y mujeres en todo el mundo, judíos y no judíos de buena fe que quieran ayudar al hospital Hadassah a seguir siendo pionero en la investigación médica, la innovación tecnológica, la enseñanza así como el cuidado y tratamiento a los pacientes.

“La entrada que pertenece a la torre, que tiene 5 años y es el edificio más grande que tiene Jerusalem”, afirmó. Todo el diseño del edificio es ecológico y hay muchas plantas y árboles naturales. “La idea del arquitecto fue poner aquí la ambientación dentro de las paredes, entonces tenemos la sensación de estar dentro y fuera al mismo tiempo”, dijo y contó que de las 800 camas que tiene el hospital, 500 están en esa torre. También aseguró que el hospital difiere de cualquier otro porque se parece más al concepto de un hotel 5 estrellas que a otra cosa.

El hospital, que fue construido y diseñado durante los años 50, cambió muchísimo desde entonces, tanto en la estructura como en la mentalidad. Antes, los cuartos estaban pensados para tener hasta cinco camas, mientras hoy en día, el nuevo edificio sólo tiene habitaciones individuales y dobles porque “la privacidad es lo que cuenta”. En cada habitación hay un televisor, del cual el servicio es gratuito, mientras que en el edificio anterior esto no era así. Los sillones que están en los cuartos se hacen cama, para que el paciente pueda tener alguien que lo acompañe durante su estadía, “y eso es una revolución en este país porque antes esto sólo era para pediatría pero no para los adultos”, aseguró Claudia Rubinsztain.

La encargada de Relaciones Públicas de este centro médico explicó que en la parte pública del hospital tienen cuatro jardines de recuperación, que sirven tanto a los pacientes, como a las familias. Esa cantidad representa a los cuatro elementos básicos del planeta: aire, agua, fuego y tierra. “Por ejemplo en el jardín de fuego hay flores rojas”, manifestó Rubinsztain. Y aseguró que otra cosa importante del edificio es que cerca de cada cama hay una o dos ventanas, para que el paciente pueda ver vida en el paisaje. La torre cuenta con 19 pisos, de los cuales los 5 pisos subterráneos son el búnker del hospital diseñado en caso de guerra convencional, química o bacteriológica. El gobierno de Israel ha designado a este lugar como un lugar estratégico de Israel. Las salas de cirugía y la sala híbrida son y Modelo de la más avanzada tecnología en todo el mundo.

Iton gadol

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

deja tu comentario aqui

Unete Facebook