jueves, 8 de septiembre de 2016

Israelíes descubren proteínas que destruyen el cáncer

PUBLICIDAD





Una nueva investigación del ganador del Premio Nobel, Prof. Aaron Ciechanover, de un laboratorio de Haifa, ha descubierto dos proteínas que suprimen tumores cancerosos.


En el estudio, publicado en la revista Cell, Ciechanover y sus colegas en el Technion (Instituto Tecnológico de Israel), muestran que los tejidos cancerosos fueron reprimidos considerablemente después de ser tratados con una alta concentración de las proteínas, que normalmente están vinculadas a un proceso inflamatorio en el cuerpo.

Ciechanover, miembro del profesorado de la Facultad de Medicina del Technion, ganó el Premio Nobel de Química en 2004, junto con Avram Hershko, también del Technion, y el biólogo estadounidense Irwin Rose, por su descubrimiento del proceso de ubiquitina, un sistema celular responsable de descomponer proteínas dañadas que pueden dañar las células o tejidos.

Este nuevo estudio fue dirigido por la investigadora Dra. Yelena Kravtsova-Ivantsiv, con la participación de los becarios de investigación y los médicos de los centros médicos Rambam, Carmel y Hadassah.
La proteína "Dr. Jekyll y Mr. Hyde"

El estudio se centró en dos proteínas. La primera es p50, que se produce en muchas células del organismo y se reconoce como un factor que estimula la inflamación - y que ha demostrado ser un factor en numerosos estudios de cáncer. La p50 es producida por otra proteína llamada NF-kB, que fue descubierta hace casi 30 años y se ha relacionado en numerosos estudios del desarrollo de neoplasias malignas en la próstata, mama, pulmón, cabeza y cuello, colon, cerebro, y muchos órganos más. La segunda proteína se llama KPC1, y, también está implicada en la producción de p50.

Lo que este nuevo estudio ha revelado por primera vez es que, en altas concentraciones, p50 es capaz de tener el efecto opuesto: la supresión de células cancerosas.

"La proteína p50 es una reminiscencia del personaje literario Dr. Jekyll y Mr. Hyde", declaró Ciechanover, "en ciertas situaciones, puede disfrazarse y cambiar su asignación. Hasta ahora, sabíamos que p50 es una proteína que se engancha con otra proteína llamada p65, que la equilibra. Juntas, estas dos proteínas estimulan el cáncer. Pero en este estudio, hemos encontrado que cuando existe una sobre expresión de la proteína p50, no tiene nada para conectar, y por lo tanto se conecta a sí misma. Como resultado, esencialmente "cambia sus manchas" y suprime tumores cancerosos. Esto se hace mediante la producción de otras proteínas que se sabe que son supresoras de cáncer. Este es un fenómeno muy interesante que requiere más estudios de seguimiento".

Se inyectaron a tres grupos de ratones diferentes muestras de células de cáncer de cerebro humanos: un grupo recibió células de cáncer a la que se había añadido células KPC1; otro recibió una alta concentración de p50; y el tercer grupo, células que no fueron tratadas.

En pocas semanas, los ratones que recibieron las células no tratadas tenían tumores grandes; el grupo tratado con las células KPC1 tenían tumores sustancialmente más pequeños; mientras que el tercer grupo, que habían recibido células tratadas con una alta concentración de p50, desarrollaron tumores pequeños. De esto, los investigadores concluyen que el aumento de la presencia de p50 en los tejidos contribuye a protegerlos de los tumores.

"También hemos encontrado que esto es cierto para los tumores malignos en los tumores del sistema digestivo y de los huesos", agregó Ciechanover. Advirtió que la investigación todavía está en su etapa preliminar y debe continuar por varios años más antes de que las drogas basadas en el descubrimiento puedan producirse.


AURORA ISRAEL

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

deja tu comentario aqui

Unete Facebook