miércoles, 21 de septiembre de 2016

La Biblia es su libro de texto: un grupo en Jerusalén entrena Sacerdotes para el tercer templo

PUBLICIDAD





Un grupo de Jerusalén planea abrir la primera escuela de su tipo para entrenar a sacerdotes para servir en un tercer templo judío, que esperan para ver erigido en el lugar sagrado más disputado de Jerusalén.


El Programa de formación sacerdotal del Instituto del Templo es el último esfuerzo del grupo para preparar y acelerar la creación de un tercer templo judío. A tal fin, el grupo también ha recreado más de 70 "vasos sagrados" y prendas de vestir para el sumo sacerdote, con las especificaciones legales judías, que se exhiben en su sede de Jerusalén en la ciudad vieja.

"El paso lógico es considerar lo que estaríamos haciendo con el templo y quién sería responsable de sus servicios y qué tipo de servicios", dijo Chaim Richman, un rabino y el director internacional del Instituto del Templo.

El programa de formación, conocido como el Instituto de Estudios HaKódesh Nesher Kohanic, incluirá clases a la práctica religiosa y también el papel de la tecnología moderna en el tercer templo. Estará abierto a Cohanim, Judios  desciende ntes de Aaron, el hermano de Moisés. Hoy en día, hay 14 estudiantes en un programa piloto, que el Instituto del Templo espera ampliar para dar cabida a varias docenas. De acuerdo con Richman, en el tiempo del segundo templo hubo "miles" de sacerdotes que cumplían funciones religiosas en el templo. "Es similar a la reserva militar," dijo.

Fundada en 1987, el Instituto del Templo tiene como objetivo cumplir el mandamiento bíblico judío de reconstruir el templo judío en los terrenos donde estuvo una vez, ahora el sitio del segundo sitio más sagrado del Islam, la mezquita de Al Aqsa. Para los creyentes judíos, éste era el lugar donde Abraham casi sacrificó a su hijo Isaac por orden de Dios, y donde dos templos judíos anteriores estaban.

Israel capturó el sitio, conocido por los Judios como el Monte del Templo y por los musulmanes como el Noble Santuario, a Jordania en la guerra de 1967. Con el fin de evitar que inflaman las tensiones religiosas, Israel permitió que las autoridades musulmanes jordanas administren el sitio, como lo habían hecho durante generaciones. Hoy en día, Judios puede subir al sitio, pero no se les permite rezar allí, una regla que el Instituto del Templo desafía. El movimiento de oración judía en el sitio ha ganado gran fuerza en los últimos años, y ahora tiene un nuevo campeón en el gobierno israelí en miembro de la Knesset Yehuda Glick.

FORWARD

Traducido para Shalom Jerusalem

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

deja tu comentario aqui

Unete Facebook