lunes, 5 de septiembre de 2016

Magdala: encontraron pala de incienso de la época del Segundo Templo

PUBLICIDAD





Una pala de incienso y una jarra, ambas de bronce del período del Segundo Templo, fueron descubiertas recientemente en la zona de Magdala, en la orilla del mar de Galilea (Kineret), informó la Autoridad de Antigüedades de Israel.


Los artefactos tienen 2.200 años de edad, y fueron encontrados durante las excavaciones que se llevan a cabo en el sitio arqueológico en la costa occidental del Kineret.

    La palabra hebrea para una pala de incienso es majta, que se deriva de la acción de rastrillar, y se menciona en las Escrituras en Éxodo 27: 1-3: "Harás también un altar de madera de acacia, de cinco codos de longitud y de cinco codos de anchura; será cuadrado el altar, y su altura de tres codos. Y le harás cuernos en sus cuatro esquinas; los cuernos serán parte del mismo altar, y lo recubrirás de bronce. Harás también sus recipientes para recoger la ceniza, y sus palas de incienso, y sus tazones, y sus garfios y sus braseros; harás todos sus utensilios de bronce".


Se cree que el majta ha sido un implemento sagrado como el resto de los elementos que se utilizaron en el Templo en el que se utilizaba principalmente para la transferencia de las brasas de un lugar a otro. Las palas de incienso aparecen con frecuencia en el arte judío como uno de los artículos religiosos asociados con el templo, y que se han representado en los pisos de mosaico de sinagogas junto a la menorá, el lulav y etrog.
Los artefactos estaban uno encima del otro sobre un suelo de piedra en un almacén cerca del muelle del pueblo pesquero y probablemente pertenecía a una familia judía local, dijeron los arqueólogos.
La paleta de incienso ya que se encontró en la excavación en una foto sin fecha de la Autoridad Israelí de Arqueología, 5 de abril de 2016.
Dina Avshalom Gorni, la arqueóloga de la Autoridad de Antigüedades al frente de la excavación, dijo que la pala de incienso encontrada es una más de sólo un puñado de palas encontradas de ese período.

    "Al inicio del estudio se asumió que la pala se utilizaba sólo como un objeto de culto para el tratamiento de carbones e incienso utilizados en ceremonias rituales," dijo Gorni en un comunicado. "Con los años, se encontraron palas de incienso que no evidencian ningún contexto religioso, parecería que también eran utilizadas como una herramienta de uso diario."

El año pasado, una excavación conjunta de la Universidad Hebrea en Khirbet el-Eika encontró una pala incienso con la ilustración de una cabeza de pato en un contexto pagano.




La Autoridad de Antigüedades comenzó sus extensas excavaciones en Magdala después que la construcción de un nuevo hotel reveló restos antiguos en 2009. En colaboración con la Dra. Marcela Zapata-Meza, de la Universidad Anáhuac en México, las excavaciones han descubierto los restos de una sinagoga, baños rituales, calles, fábricas y un mercado de la ciudad de la época del Segundo Templo. Desde entonces, voluntarios de todo el mundo han participado en las excavaciones.

AURORA DIGITAL

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

deja tu comentario aqui

Unete Facebook