sábado, 24 de septiembre de 2016

Obligan a niñas a casarse con terroristas palestinos de Hamas

PUBLICIDAD





Hamas es sede de pedofilia



Hamas patrocinó un casamiento masivo para cuatrocientos cincuenta parejas. La mayoría de los novios estaban en sus medianos veinte; la mayoría de las novias eran menores de diez años.

Dignatarios musulmanes, incluyendo a Mahmud Zahar, un líder de Hamas, estaban presentes para felicitar a las parejas que tomaron parte en la celebración, cuidadosamente montada.

"Estamos diciendo al mundo y a Estados Unidos que no nos pueden negar la dicha y la felicidad", dijo Zahar a los novios, todos los cuales estaban vestidos con idénticos trajes negros, y provenían del campo de refugiados de Jabalia.

Cada novio recibió una donación de 500 dólares de Hamas.



Las prepúberes niñas, vestidas con batas blancas y adornadas con chillones maquillaje, recibieron ramos de novia.

"Estamos presentando esta boda como un regalo a nuestro pueblo que se mantuvo firme en la cara del asedio y la guerra", dijo el hombre fuerte de Hamas, Ibrahim Salaf en un discurso.

Las fotos del casamiento cuentan el resto de la sórdida historia.


El Centro Internacional de Investigación Sobre Mujeres estima que hay 51 millones de niñas desposadas que viven en el planeta tierra y casi todas en países musulmanes.

Veintinueve por ciento de estas niñas desposadas son golpeadas y molestada por sus esposos en Egipto con regularidad; veintiséis por ciento sufren un abuso similar en Jordania.

Cada año, tres millones de niñas musulmanas son objeto de mutilación genital, según UNICEF. Esta práctica no ha sido prohibida en muchas partes de América.
La práctica islámica de la pedofilia proviene del profeta Mahoma, que acumuló once esposas y muchas concubinas después de la muerte de su esposa Jadiya en 619 dC



Después de que la anciana esposa de Mahoma, Jadiya, murió en 619 dC, acumuló once esposas. Él organizó las visitas a las tiendas de sus mujeres en todo su ciclo menstrual. Su capacidad para la actividad sexual parecía no tener límites. Sahih Bukhari, uno de los más reverenciados textos islámicos, relata: "El Profeta solía visitar a sus esposas en forma cíclica, durante el día y la noche, y eran las once en número. Le pregunté a Anas, "Tenía el Profeta la fortaleza para ello?" Anas respondió, "Solíamos decir que el Profeta tenía la resistencia [sexual] de treinta [hombres]. '" [1]

el Profeta mantuvo un establo de concubinas, incluyendo Reihana, su cautiva judía. Sus esposas y amantes estaban obligadas por la ley islámica para satisfacer sus necesidades sexuales en cualquier momento del día o de la noche, y el Profeta se reservaban el derecho a disfrutar de ellos "de la parte superior de sus cabezas hasta la planta de sus pies." [2]

Esto parecería no ser terrible para los estudiantes del Informe Kinsley, con excepción del caso de Aisha, la esposa favorita de Mahoma. Aisha era la hija de Abu Bakr, el mejor amigo del Profeta y su más fiel seguidor. Ni bien Mahoma posó sus ojos en Aisha, comenzó a fantasear de tener relaciones sexuales con ella. Hubo un problema con esta fantasía. Aisha, en ese momento, era un pequeña niña de cuatro o cinco años, mientras Mahoma era un hombre de mediana edad de cincuenta años. [3]

A pesar de todo, el Profeta no perdió tiempo en hacer realidad su fantasía. Cuando Aisha cumplió seis años, Mahoma le pidió a Abu Bakr la mano de su hija en matrimonio. Abu Bakr pensó que esa unión sería impropia - - no porque Aisha fuera simplemente una pequeña sino más bien porque él se consideraba hermano de Mahoma. El Profeta dejó rápidamente de lado esta objeción diciendo que la unión era perfectamente recta ante los ojos de Allah. Abu Bakr consintió. Y Mahoma tomó a la niña como su nueva novia.

Cuando estaban casados, Mahoma, en su misericordia, permitió que Aisha llevara sus juguetes, incluyendo sus muñecas, a su nueva tienda. [4] El matrimonio fue consumado cuando Aisha tuvo nueve años y el Profeta cincuenta y tres. [5] El período de espera de tres años no se debieron a la preocupación de abusar de una niña sino más bien por el hecho de que Aisha contrajo cierta enfermedad que provocó la pérdida de su pelo de Mahoma. 

fuente: 
Front Page Mag

5 comentarios:

  1. Como se permite todavia estas cosas, se supone que estarmos en la era de la civilizaciòn.-

    ResponderEliminar
  2. DESGRACIADOS BASURAS COMO PUEDEN CASARSE CON UNAS NIÑAS INOCENTES¡ESO ES UNA BARBARIDAD CORRUPTOS MISERABLES BASTARDOS¡INSINCUSISOS¡QUE CORAJE PERROS¡SON UNOS SEDOMITAS¡

    ResponderEliminar

deja tu comentario aqui

Unete Facebook