sábado, 1 de octubre de 2016

Angola, primer país que prohíbe el islam

PUBLICIDAD




  

Angola se postula como el primer país del mundo en prohibir el islam. Aunque aún no se ha aprobado una ley que persiga de forma directa esta religión, su gobierno, de facto, está dando pasos incuestionables en esa dirección, según denuncian asociaciones de derechos humanos y organizaciones musulmanas africanas. "Con el fin de combatir la proliferación de nuevas sectas y contra el fundamentalismo religioso", dice la nota del Ejecutivo.


Hace escasos días la policía clausuró 78 mezquitas por todo el país, alentó la quema de otras 10 y dejó abiertas sólo las de la capital, Luanda, que esperan su cierre de un momento a otro. ¿La excusa? Ninguna tenía licencia. La única que ha hablado abiertamente de "prohibir el islam" ha sido su ministra de Cultura, Rosa Cruz, que admite que su Ministerio tiene sobre la mesa 1.200 solicitudes de aprobación de nuevas sectas. "Sólo tres o cuatro tienen una acción visible y beneficiosa para la sociedad", afirma.

Según la ley vigente, una confesión religiosa, la que sea, necesita las firmas de 100.000 fieles y estar representada en 12 de las 18 provincias al menos para ser reconocida por el Estado angoleño. No es el caso de la musulmana, muy minoritaria en el país, con 90.000 seguidores. La inmensa mayoría de la población de esta antigua colonia portuguesa, el 95%, es cristiana, con cada vez mayor presencia de iglesias evangélicas.
'Cortina de humo'

Para los opositores al Gobierno de Eduardo Dos Santos, el segundo presidente más longevo de África después del guineano Teodoro Obiang (34 años en el poder), "se trata de una magnífica cortina de humo para evitar que se hable de corrupción, de fraude electoral, del saqueo de las grandes corporaciones petrolíferas, de la fortuna personal de un presidente fantasma que lleva años sin dar la cara", aseguran a EL MUNDO fuentes de la oposición.

Además, el Ejecutivo prevé ilegalizar otras 194 pequeñas confesiones religiosas, como el budismo o el hinduismo, que practican miles de trabajadores llegados como mano de obra barata en el 'boom' de la construcción de Luanda. Sin embargo, los musulmanes de Angola creen que la norma se ha creado para evitar la pujanza de la religión musulmana, que crece sin freno en el África subsahariana.

En Angola nunca hubo problemas entre cristianos y musulmanes, pero sí cierto miedo de que el islam se extienda entre su población y pueda crear divisiones, como puede suceder en lugares como Nigeria o República Centroafricana en la actualidad. Elias Isaac, el director de la Open Society Initiative of Southern Africa, afirma en el diario 'The Guardian' que "se ha convertido en una loca pesadilla. El Gobierno es intolerante con la diferencia".

David Ja, presidente de la Comunidad Islámica de Angola, asegura que "el islam ha sido prohibido abiertamente en el país". "El Gobierno nos dice que estamos invadiendo su país y poniendo en peligro sus valores cristianos. Pero son ellos los que insultan a las mujeres que llevan el velo islámico y los que queman las mezquitas", asegura Ja.

Fuente: El Mundo Es

3 comentarios:

  1. Me parece una medida excelente y sabía a la vez. Con lo poco que conozco y he leído y visto a través de los medios sobre el Islam y sus prácticas diabólicas es loable que es gobierno se preocupe por su población.
    Que bueno fuera que todos los gobiernos que no son árabes expulsaran y eliminarán de todos los países para que no contaminen con sus creencias contaminadas. Viendo como usan a la mujer como un objeto, las niñas,pobres niñas que no siquiera se pueden servir la comida en su plato de chiquitas que están y las casan con viejos miserables de 30, 40, 5p, y hasta 60 y 70 años según su posición económica. Eso se me hace vil.
    Dios es perfecto y nos dio ordenanzas y estatutos de buscar la santidad.
    Como un cerdo de esos me va a decir que es correcto casarse un una de de 6,6, 8, 9, o 10 años si para mi una muchachita de 18 años apenas está despertando abriendo sus ojos mundo.

    ResponderEliminar
  2. Independintemente de las segundas intenciones que puedan tener el gobierno de Angola con las prohibicones hechas a la religión islámica, creo que es una medida sabia si quieren que su país no entre a englosar las filas de estados amenazados por el terrorismo. Miren a los gobiernos super inteligentes de Europa, que le abrieron las puertas al islam y hoy el islam los tiene de rodillas, mañana quizás ni de rodillas podrán ponerse. Todo gobierno tiene derecho a prevenir lo que es mejor para su país. Después será tarde, sino miren todos los cristianos que están siendos decapitados, torturados, quemados vivos y detenidos; familias enteras masacradas a los ojos de todos y la ONU, la UE, el vatican no denuncia esos actos. Vean que les sucede a los cristianos en Irak, Siria, Nigeria cte. Pero a pesar de todo lo que sufren sigue habiendo un incremento en el número de personas que se convierten al cristianismo, el caso de Irán.
    Dios, el creador del universo Jehová, hizo al hombre con libre albedrío, pero toda desición tomada en el futuro te juzgará si fue mala o buena.

    ResponderEliminar
  3. No me gusta el Islam por la mala reputación que tienen con el terrorismo actualmente, pero eso se presta para que paguen justos por pecadores y no creo todos sean malos, por lo tanto en el mundo la intolerancia sólo trae más odio y por eso no me parece eso sea una decisión buena en un mundo globalizado hoy día aunque asuste ....

    ResponderEliminar

deja tu comentario aqui

Unete Facebook