jueves, 27 de octubre de 2016

Israel pone la resolución de la UNESCO en la basura.

PUBLICIDAD



   
Tirar la resolución UNESCO al cubo de basura de la Historia: el emblemático gesto del Embajador israelí


“Se trata de la resolución más absurda contra el Estado de Israel, el pueblo judío y la verdad histórica” dijo el embajador de Israel ante la UNESCO, Carmel Shama-Hacohen, después de la votación de una nueva resolución en la UNESCO que ignora los lazos judíos con el Monte del Templo y el Muro de los Lamentos.


El WHC (World heritage Committee, Comité del Patrimonio Mundial) fue el organismo que votó dicha resolución.

El destino de la resolución no sería muy diferente de la resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas de 3379, que equipara sionismo con el racismo, dijo, señalando que dicha resolución fue revocada 16 años después de su adopción en 1975. Recordando que el embajador de Israel ante la ONU en el momento , Jaim Herzog, rompió una copia de dicha resolución, afirmando que pertenecía al cubo de la basura de la historia.

“No tengo ninguna intención de repetir este gesto hoy – no debido a su dignidad o la dignidad de esta organización, sino porque ni siquiera esta resolución es digna de la energía necesaria para romperla en pedazos”, dijo el enviado israelí, antes de proceder a levantar un cubo de basura negro con la palabra “historia” en él y colocar una copia del texto en su interior.



“Esta es la basura, esta es la resolución, y este es su lugar, con todas las otras resoluciones contra el pueblo judío. Es posible que ese bote de basura esté un poco lleno, con todas las resoluciones de Nueva York y del consejo de la ONU; con todas las ideologías políticas para destruir al Estado de Israel, al igual que todos los dictadores que no vale la pena mencionar y que lo que tienen en común es que han desaparecido de la historia y ya no existen. Mientras que el pueblo de Israel está vivo y bien.


Y la bandera azul y blanca, con la estrella de David, el Maguén David, ondea sobre Jerusalem, nuestra capital eterna e indivisible.

Yo, al igual que todos los novios durante los ultimos dos mil años, el día de mi boda, antes de entregarme a mi amada esposa, juré: “Si me olvidara de ti, oh Jerusalem, pierda mi diestra su destreza”.

Mientras viva por siempre Israel, Jerusalem y su historia no serán olvidadas”.

Fuente: Enlace Judio.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

deja tu comentario aqui

Unete Facebook