sábado, 29 de octubre de 2016

Los judíos no deberían celebrar Halloween.

PUBLICIDAD




¿Halloween es una Fiesta que deberían celebrar los judíos?


Federico Surijon

Hola miembros de la comunidad Israelita de Santa Fe. Durante esta semana he recibido varias preguntas en relación a la fiesta de Halloween. Es por eso que creí pertinente escribir algunas líneas al respecto.Hola miembros de la comunidad Israelita de Santa Fe. Durante esta semana he recibido varias preguntas en relación a la fiesta de Halloween. Es por eso que creí pertinente escribir algunas líneas al respecto.
Las fiestas que celebramos, no son solamente un momento de diversión, marcan también, nuestra idiosincrasia, nuestros valores. Al festejar, recordamos determinados eventos histórico, sociales o religiosos que nos centran en nuestro estilo de vida y al mismo tiempo son instrumentos de educación para nuestras sociedades en general y para nuestros niños en particular.

Los judíos en nuestro devenir diasporito hemos abitado en todas partes del mundo y como no vivimos en una “cajita de cristal”, no es de extrañar que hayamos sido influenciados por diferentes culturas. Esto en principio no estaría mal, es bueno aprender del otro siempre y cuando las creencias que sostengan otras culturas no sean diametralmente opuestas a las nuestras.

Desde hace algunos años atrás, penetró en la Argentina la fiesta llamada Halloween, también conocida como Noche de Brujas, la cual en primera instancia parecería una inocente estrategia de los comerciantes argentinos para que aumenten sus ventas durante el mes de octubre. Un amigo me dijo una vez, a modo de chiste, que los argentinos habían comenzado a festejar Halloween para sentirse un poco más Estadounidenses (primermunditas). Lo cierto es que sabemos muy poco del origen de estas festividad y es bueno conocer cual es, para decidir sí es el tipo de valores que queremos sostener y transmitirle a nuestros hijos como judíos.

Halloween es una festividad pagana de origen celta. Los celtas son un pueblo de origen continental. Son los antepasados de la mayoría de los europeos. Al principio estuvieron situados en la altura de la hoy Austria, en el seno de la Cultura de Hallstatt y posteriormente se expandieron por el continente. El término celtas es un término multívoco y bastante ambiguo. No debería ser admitido para nada anterior al siglo V a.e.c., momento en que Herodoto (un historiador y geógrafo griego, que vivió entre el 484 y el 425 a. e.c) se refiere a ellos.

El rito principal de esta festividad radicaba en el culto al dios Samhain o dios de los muertos. Esta invocación era dirigida por los sacerdotes druidas.

En la antigua Gran Bretaña e Irlanda la fiesta de Samhain, era el 31 de octubre, que en el calendario de esa cultura corresponde a la víspera del año nuevo. Como parte de la celebración, encendían “fuego de huesos”, grandes fogatas sobre las cimas de montes y montañas con la finalidad de ahuyentar a los malos espíritus.
Según su creencia, durante esa noche el alma de los muertos regresaba a sus hogares acompañada por una corte de personajes siniestros: fantasmas, brujas, duendes, gatos negros y toda clase de demonios. Por eso los druidas aprovechaban la ocasión para aplacar los poderes sobrenaturales ofreciendo sacrificios humanos. Era un tiempo dedicado al ocultismo y la invocación del demonio, caracterizado por la oscuridad, el miedo y la muerte. En el año 835 d.e.c, el Papa Gregorio IV estableció el 1º de noviembre como “Día de todos los Santos” (en el cual se recuerda a todos los personajes santos para el cristianismo, aquellos conocidos como los no conocidos) con la esperanza de acabar con este ritual pagano, pero en esos pueblos la tradición fue más fuerte. Durante el siglo XIX los inmigrantes irlandeses introdujeron la festividad en los Estados Unidos y la popularizaron.

Puesto que en el 1º de noviembre era el Día de Todos los Santos (All Hallow’s Day). El 31 de octubre era conocido como víspera de Todos los Santos (All Hallow’s Evening). Abreviando esta frase, All Hallow’s Evening, su pronunciación rápida en inglés, nos lleva a la actual “Halloween”.

¿Halloween es una Fiesta que deberían celebrar los judíos? En mi opinión, esta fiesta tiene todo lo necesario, para que no deba ser considerada como motivo de festejos por judíos.

En primer lugar nos queda claro que desde sus orígenes, el pueblo judío se aparto de practicas paganas tales como sacrificios humanos. Aprendemos del episodio conocido como Akeidat Itzjak (La atadura de Isaac) en el capitulo 21 del libro de Génesis, que Adonai no desea ser alabado mediante el holocausto de un ser humano. También, no existe nada más alejado de la moral judía que el culto a la muerte. En el Éxodo de Egipto, los judíos abandonaron una colosal civilización obsesionada con la muerte y que dedicó mucha energía espiritual y recursos materiales a los preparativos para el más allá. Este culto a la muerte fue uno de los males de los que Moshé extrajo a los Hijos de Israel, orientándolos hacia la vida. "Vida" es sinónimo de todo lo que es enaltecido en la Creación. Uno de los Nombres de Di-s es "Di-s de la vida". La Torá es descripta como "Torá de la vida". La Torá misma habla de "vida y bondad" como una y la misma cosa. El culto a la muerte es la negación de la realidad Divina en todas sus manifestaciones. La esencia de nuestros rituales relacionados con la Avelut (luto) no es consternación por los difuntos, sino más bien compasión hacia los parientes vivos, en su soledad. En relación al intento de la Iglesia medieval por atenuar las implicancia paganas de la festividad celta, con todo el respeto que me merece la tradición cristiana, debo manifestar que el pueblo judío no eleva a la figura de santo a un ser humano, puede ser que existan ciertos personajes de la historia judía, que por su nivel espiritual hayan sido famosos, pero nunca invocados como figuras de devoción.

En el Halloween actual, los niños se disfrazan para la ocasión y pasean por las calles pidiendo dulces de puerta en puerta. Después de llamar a la puerta los niños pronuncian la frase "truco o trato", "dulce o truco" o "dulce o travesura" (proveniente de la expresión inglesa trick or treat). Si los adultos les dan caramelos, dinero o cualquier otro tipo de recompensa, se interpreta que han aceptado el trato. Si por el contrario se niegan, los chicos les gastarán una pequeña broma, siendo la más común arrojar huevos o espuma de afeitar contra la puerta. No existe en ninguna parte de nuestras lecturas sagradas alguna frase que nos haga creer que es bueno que nuestros hijos exijan de los adultos una paga a cambio de no maltratar sus casas, eso es extorsión. Podría mencionan que si nuestros chicos desean jugar con disfraces existe una hermosa festividad judía llamada Purim (donde recordamos el episodio que relatado en el rollo de Ester), en el cual parte del rito involucra disfrazarse.

El origen de las famosas calabazas talladas alumbrada por una vela en su interior deviene de una leyenda de origen celta relacionada con un personaje siniestro y malvado llamado Jack of the Lantern (Jack el de la Linterna) al cual se planea alejar utilizando esta especie de linterna hecha de calabaza. Si de encender luz se trata, el pueblo judío tiene en su tradición una celebración maravillosa llamad Januca, relacionada con la santidad de un milagro, en la cual el mensaje no es alejar a un personaje malvado sino más bien acercar la armonía que genera la presencia de Dios en nuestras vidas.

Nuestra tradición esta llena de festividades colmadas de valores éticos y morales que aspiran a convertirnos en mejores personas preparadas para cumplir la misión que Dios le ha legado al hombre, la de ser socio de la creación con Él para así reparar el mundo.

Halloween no es otra cosa que un culto, al mal, a la muerte, al miedo y a la extorsión. ¿Es esto lo que deseamos enseñarles a nuestros hijos?

Fuente: kehila Santa Fe.

1 comentario:

  1. Casi no me atrevía a leer este artículo por miedo a que estuviera a favor de hallowieen, ya q pasa a menudo q muchos Judios estan alejados d la Torá y estan asimilados, BHS, q no apoyan a las costumbres paganas. Shalom

    ResponderEliminar

deja tu comentario aqui

Unete Facebook