miércoles, 30 de noviembre de 2016

En 10 años Irán desaparecerá como consecuencia de maldecir a Israel.

PUBLICIDAD







La cuenta regresiva ha comenzado y en 10 años no existirá Irán


Las amenazas de Irán a Israel son continuas, pero algún día tendrán que ser respondidas de forma contundente desde la tierra o desde el Cielo. La última salida de tono, conocida por los medios de comunicación, proviene de un comandante iraní que aseveró que los palestinos se van a deshacer de Israel en los próximo 10 años.

Por todos es conocido que Irán promueve el terrorismo internacional apoyando, financiando y armando a diferentes grupos terroristas árabes, con el objetivo de aniquilar a Israel de la faz de la tierra. Una más que clara analogía con el nazismo, que impera aún en nuestros días desde antaño. Irán está decidida a destruir a Israel por todos los medios. El espíritu de Amán sigue latente en la idiosincrasia iraní. El gran drama es que Irán no aprenda de la historia de su antecesor Amán el antijudío. La sentencia que pronunció tan malvado personaje están grabadas en la memoria colectiva de judíos e iraníes, para la eternidad.

La llamada Revolución Islámica, más bien involución islámica, es el soporte ideológico sobre el cual se sustenta la destructiva esperanza de aniquilar a los judíos y por ende al Estado de Israel. Los iraníes se jactan de ser los liberadores de Oriente de la influencia occidental representada por Estados Unidos, el demonio americano, según los ayatolas. A su vez se vanaglorian, infundadamente, de ser los que vencieron a Sadam Husein. La influencia y la injerencia de los iraníes en Líbano es de todos también conocida, por su apoyo al grupo terrorista Hezbolá. El eje Irán y Hezbolá pretende tomar el control de Siria y así completar un supuesto tablero de supremacía persa y árabe en Oriente.

Irán está apoyando financiera y militarmente a grupos terroristas y a los países árabes que luchan por librarse de Israel. El complejo del panarabismo, por perder todas las guerras contra Israel, es la base de su ancestral odio a los judíos. Un odio autodestructivo que acabará con muchas naciones asociadas para conseguir la destrucción del enemigo sionista.

El conglomerado de árabes, denominado palestinos, también tienen puesta su esperanza en Irán para tomar el control geográfico de todo lo que hoy conocemos como el Estado de Israel. La referencia del comandante iraní a que los palestinos se desharán de Israel en esos ya nombrados 10 años ha cegado, más aún si es que fuera posible, a los dirigentes palestinos. El engaño destructivo de los iraníes, de los árabes en general y de los árabes-palestinos en particular los llevarán a la autodestrucción. No sabemos si alguien se ha dado cuenta, nos figuramos que sí, pero los sirios se están destruyendo así mismos, con la inestimable ayuda de Irán entre otros actores de la guerra siria.

La cuenta regresiva ha comenzado y en 10 años lo que sucederá es que Irán no existirá tal como hoy le conocemos. La Ley del Cielo es inexorable con los que maldicen al Pueblo de Israel. Los enemigos de Israel deberían saber más de su propia historia y aprender, de una vez por todas, que aquellos que bendicen a Israel son bendecidos por el Cielo. De la misma manera aquellos que maldicen a Israel acabarán con la soga cuello tal como lo fue Amán. Los malvados deseos de Irán se volverán contra ellos mismos y una vez más Israel será milagrosamente salvada de la mano de sus enemigos ¡El reloj ya está en marcha!

Por: José Ignacio Rodríguez, colaborador de Unidos con Israel
Fuente: UNITED WITH ISRAEL

1 comentario:

deja tu comentario aqui

Unete Facebook