viernes, 25 de noviembre de 2016

La sabiduría de Salomón y la estupidez del enemigo

PUBLICIDAD






En aquel tiempo, las madres peleaban por un niño que decían les pertenecía. Ante el juicio de Salomón y su sabiduría, cuando éste decidió cortar al niño en dos para que cada una se lleve la mitad, aquella que pidió que no lo hicieran y que le dieran el bebé a la otra, resultó ser la madre. Dispuesta a perderlo antes de que le hicieran daño.


En éste tiempo, israelíes y palestinos pelean por una tierra que ambos dicen les pertenece. Los palestinos, están dispuestos a quemarla para que no sea de nadie… No hace falta ir a buscar a Salomón… no les pertenece, no la merecen.

Finalmente queda claro, que no desean un estado, que no les importa ni su naturaleza, ni su santidad. Es solo hacer que los judíos no la tengan.

Estupidez humana, miseria intelectual, egoísmo, pobreza espiritual… destruyeron todos los adelantos y progresos que Israel dejó en Gaza cuando se retiró unilateralmente. No les interesaba ni el trabajo ni la tierra. Solo convertir en polvo las herramientas de desarrollo, porque las dejó “el enemigo”. Son y serán un ejercicio fallido, un intento desperdiciado por la ignorancia y el odio.

Si amaran la tierra, si cuidaran el esfuerzo del pueblo judío por volverla productiva, pujante, sustentable, tal vez el estado se convertiría en realidad como sucedió con Israel.

Pero la desproporción es abismal. Mucho esfuerzo judío regala un árbol más, y mucho odio palestino lo convierte en miles de fósforos.

Daniel Saltzman
Periodista - Radio JAI  

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

deja tu comentario aqui

Unete Facebook