miércoles, 23 de noviembre de 2016

No Renunciaremos Tan Fácilmente a Israel

PUBLICIDAD









No Renunciaremos Tan Fácilmente 



Israel fue reconstituido como un refugio seguro para el pueblo judío – y, con la ayuda de Dios, así será.

Durante mi época universitaria, un amigo cercano decidió pasar el año estudiando en Israel. Su apariencia era la más acorde - pelo largo, remeras coloridas, jeans con agujeros, todo el kit completo - pero yo tenía la impresión de que Israel no generaba ninguna emoción en su corazón. Él había crecido en un barrio residencial, un par de generaciones después del gueto. Asumí la responsabilidad de inspirarlo para que al menos apreciase el lugar al que estaba yendo.

Yo, un intelectual y liberal licenciado en arte, fui directamente a mi tienda favorita de libros usados. Recuerdo como si fuera hoy el olor a polvo de aquel lugar. Las estanterías eran altas, los libros viejos y el aire era denso. Entre las repisas encontré una sección demarcada con cinta adhesiva como "Judaísmo", y de allí saqué un libro que parecía reunir las condiciones. Se llamaba “A Jerusalem y de Vuelta”, y estaba escrito por Saul Bellow. Siendo yo originario de la misma ciudad en la que él vivió desde los nueve años, sabía que al menos valdría la pena leerlo. Bellow no era ningún cualquiera; siendo él ganador de un premio Púlitzer y poseedor de una actitud desenvuelta, yo sabía que a mi amigo le encantaría.

Están los libros que te cambian la vida, y están el resto de los libros – la gran mayoría - que para recordar algo de ellos tenemos que hacer un gran esfuerzo. Antes de pasarle el libro a mi amigo, decidí hojearlo yo mismo. Hoy no recuerdo casi nada de la narrativa. Creo que Bellow pasó un año sabático en Jerusalem y anotó sus impresiones; tendría que leerlo de nuevo para refrescar mi memoria. Pero hay unas pocas líneas que quedaron conmigo hasta este día.

¿Y qué es lo que ha llevado a los judíos a ubicarse, después del peor desastre de su historia, en una zona de peligro? Un profesor judío de Harvard me dijo recientemente: "¿No sería la más horrenda de las ironías si los judíos se hubieran reunido a sí mismos convenientemente en un país para un segundo Holocausto?"

"La más horrenda de las ironías" es un comentario muy agudo. Uno puede imaginarlo generando unas risitas en una reunión informal; pero también es macabro. Sí, sería la más horrenda de las ironías si los judíos se hubieran reunido en un país en el que se sintieran seguros – sólo para ser exterminados de nuevo, asesinados a nivel nacional.

    Él desea profundamente destruir a la judería del mundo y al estado de Israel. ¿Por qué es tan difícil de entender?, dice a menudo.

Yo trabajo en el negocio de las noticias. La parte placentera de mi trabajo es que puedo ganarme la vida leyendo y escribiendo. La parte difícil es que leo casi todo lo referente a los judíos, Israel y al antisemitismo. Mi opinión informada es que Mahmoud Ahmadinejad habla en serio. Desea profundamente destruir a la judería del mundo y al estado de Israel. Se imagina un umma, un califato musulmán, en todo el Medio Oriente y el mundo.

¿Por qué es tan difícil de entender?, dice a menudo. Nuestros buenos amigos en Memri, Palestinian Media Watch y HonestReporting traducen las declaraciones de Ahmadinejad, del Ayatola y de otros líderes iraníes. Ellos no están ocultando nada; de hecho, están orgullosos de creer lo que creen. De la misma forma, las masas que van a escucharlos hablar creen que el mundo sin los judíos sería un lugar mejor.

La más horrenda de las ironías. Israel fue establecido como un refugio seguro para el pueblo judío. Pero es más que eso: también es una expresión de nuestras aspiraciones nacionales y de nuestro anhelo religioso. Pero cada vez más, he comenzado a ver a Israel como un parque nacional protegido para el pueblo judío. Es el lugar en donde se supone que el mundo debe dejarnos vivir, vagar en libertad, juguetear, redescubrir lo que significa ser una nación en su propia tierra.

Sí, es como si fuésemos una especie en peligro de extinción. Los palestinos lo saben, al igual que Ahmadinejad. El tema es que somos un pueblo increíblemente poderoso; somos pocos en número, como dice la Torá, pero inmensurablemente poderosos. Hemos sido heridos, pero nunca derrotados; Dios promete que eso nunca ocurrirá.

Es por eso que, últimamente, el mundo árabe ha vuelto a los trucos que los nazis usaron en nuestra contra. Como hicieron los nazis, el mundo árabe espera contaminar tanto la opinión pública que, cuando llegue el momento de atacar, nadie levante un dedo para ayudarnos. Apartheid. Sionazis. Limpieza étnica. Genocidio. Esos son epítetos, mentiras en contra del pueblo judío que no tienen absolutamente nada de cierto. Y, sin embargo, la Universidad de Harvard albergó una conferencia explorando la viabilidad de una "solución de un estado". En otras palabras, la destrucción de Israel. Así de grave es la situación.

Artículo Relacionado: Purim e Irán.
Permaneciendo Erguidos

Dos de nuestros tres niños nacieron aquí. Mi hijo, Shmuel, tiene casi dos años, bucles dorados y grandes ojos azules; está lleno de amor. El otro día, mientras los otros niños estaban desayunando, él se levantó y le dio un abrazo a cada uno. Ese es Shmuel.

Los viernes a la noche, después de volver del shul, le doy a mis hijos una bendición. Sostengo sus pequeñas cabezas en mis manos e invoco la bendición de paz de Dios. Con Shmuel tiendo a demorar un poquito más, sintiendo sus suaves mejillas, mirando sus grandes y dulces ojos. Si va a haber un soldado en mi familia, es Shmuel. Si elige hacerlo, mi pequeño Shmuel será, un día, ese soldado armado que protegerá a su familia en el parque nacional para judíos - eso que llamamos Estado de Israel.

Y yo estaré orgulloso de él por hacerlo. Estaré orgulloso de que haya decidido servirle a su país y proteger sus fronteras. Con la eterna bendición de Dios, el Estado de Israel fue reconstituido para momentos como estos. No necesitamos apoyarnos en otros para bombardear el tren que se dirige a Auschwitz; podemos hacerlo nosotros mismos – y con la ayuda de Dios, lo haremos. El Sr. Ahmadinejad debe entenderlo, el Presidente Obama también. Los judíos no serán el sacrificio del mundo a los dictadores y fascistas por segunda vez en un siglo.

    Al igual que en el pasado, no debemos engañarnos y pensar que nuestra determinación será suficiente para salvarnos.

Pronto celebraremos Purim, la historia del histórico triunfo judío frente a un desastre inminente. Amán fue un descendiente de Amalek, la tribu que atacó al pueblo de Israel poco después que dejamos Egipto. El nombre de Dios está sospechosamente oculto en la historia de Purim, pero nuestros Sabios nos enseñan que la fuerza de Dios está en todos lados en la historia; sólo hace falta observarla. Cuando el pueblo judío se unificó y llamó a Dios, Él respondió y anuló el malvado decreto de Amán. Como hicimos en el pasado, no debemos engañarnos y pensar que nuestra determinación será suficiente para salvarnos. Sólo con una verdadera fe en Dios y un esfuerzo sincero para hacer Su voluntad derrotaremos de nuevo a nuestros adversarios.

Al mundo le preocupa qué pasará si Israel ataca las instalaciones nucleares iraníes. Creará un conflicto mayor, dicen. El precio del petróleo se irá a las nubes, la economía se hundirá en picada. Pero el mundo no está logrando ver la realidad: Irán con una bomba nuclear les va a costar mucho más que unos pocos centavos en la gasolinera; Irán con una bomba nuclear significa el fin de la armonía global y el comienzo de un conflicto mundial de magnitudes que nunca hemos visto.

¿No sería la más horrenda de las ironías? Sí, lo sería, pero para que exista una ironía tiene que haber una situación en las que las acciones tomadas sean exactamente opuestas a lo buscado. Israel fue establecido para ser un refugio seguro para el pueblo judío y, con la ayuda de Dios, lo será. No nos hemos reunido convenientemente en un país para que haya un segundo Holocausto. Nos hemos reunido en nuestra tierra patria para servirle a nuestro Dios y defender nuestro derecho a existir. Nadie nos quitará eso; no sin que demos la pelea.

Fuente: Aish Latino

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

deja tu comentario aqui

Unete Facebook