martes, 29 de noviembre de 2016

Recordando a Don Francisco el judío de sábado gigante

PUBLICIDAD








Mario Kreutzberger: "No es fácil ser judío"



Si hay algo que caracteriza a Mario Kreutzberger, Don Francisco, es que nada se le pasa. Esta informado de todo y aunque estuviera en plena campaña de la Teletón, el animador sabe de cada pelea que rodea el mundo del espectáculo. En una de sus cenas se anima a preguntar: "¿Qué fue lo qué pasó con Jordi y Julián? Yo no tengo problemas con las bromas pero depende en el tono que sean", dice mientras se come un decorado trozo de filete. Porque el conductor sabe muy bien los problemas que ha debido enfrentar en el mundo su colonia, "Imagínate que en Chile solo somos 14 mil judíos, y las mayoría se ha destacado en los negocios o como yo en la televisión. Eso hace que nos veamos como una elite especial pero no es así, es una forma de seguridad, de mantener nuestra historia".

Cuando llegó la semana pasada de Miami para trabajar en la campaña solidaria se sorprendió que hubiera tanta prensa, pero una periodista que lo esperaba le confirmaba que era por Carla Ochoa, quien venía en el mismo vuelo y acababa de terminar su relación con Patricio Laguna. "Esto me preocupa, los medios todavía no se involucran con la causa, este tipo de noticias son más importantes que las campañas solidarias", señalaba a La Nación.

-¿Pero usted mantiene todos los rituales?

-Absolutamente, sigo cada uno de ellos. Tienes que pensar que en el mundo hay muy poco judíos. Fuimos una raza masacrada y para algunos es muy especial. Creo que Julián debería habérselo tomado con más humor, porque la televisión es distinta. Pero hace unos días había presentado un video en la cena que la colonia tiene todos los años.

Y sobre ese tema Don Francisco se apasiona, narra como la religión católica ha tomado rituales que son absolutamente judíos. "Tu sabes que Jesús era judío y muchos se convirtieron al cristianismo después de su historia. Lo que pasa es que los cristianos después fueron perseguidos por los romanos y ahí se separó la historia" señala.

"Pero mira, lo que pasa es que nuestra raza se ha caracterizado en diversas materias, en los premios Nobel, en los negocios, en las ciencias y eso produce ruido para algunos. Pero somos buenas personas, muy creyentes, pero no es fácil ser judío en ningún país".

Fuente: La Nación

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

deja tu comentario aqui

Unete Facebook