jueves, 24 de noviembre de 2016

Tercer día de incendios: el fuego se acerca a Nevé Ilán

PUBLICIDAD






Los bomberos continúan combatiendo por tercer día los numerosos incendios que se han desatado a lo largo del país; en tanto que los fuertes y cambiantes vientos y el clima seco aumentan los temores de que las llamas se extiendan aún más.


Un nuevo incendio se desató en el kibutz Harel, en la zona de Beit Shemesh, en el centro del país, provocando grandes embotellamientos de tránsito, en tanto que la policía cortó tramos de las principales carreteras.

Mientras tanto, los bomberos siguen combatiendo las enormes llamas en el moshav (colonia agrícola) Neve Ilán en la zona de Jerusalén, que amenaza con extenderse a la autopista cercana y a las vitales instalaciones de la Compañía de Electricidad.

Al norte de Jerusalén, otro incendio obligó a evacuar a los habitantes de Dolev y Talmon; mientras que las autoridades investigan si un soldado que arrojó un cigarrillo encendido pudo haber iniciado el fuego.


Alrededor de 220 focos de incendio se desataron en el centro y norte del país desde el miércoles. El primero comenzó en la comunidad de Neve Shalom, adyacente a Jerusalén, donde conviven árabes y judíos.

Desde entonces, el fuego se extendió a varias localidades, incluyendo Zijron Yaakov, Hadera, Lajish, y Nesher (un suburbio de Haifa), el bloque de asentamientos Gush Etzíon y en las afueras de Kfar Vadim, en el norte.

El ministro de Seguridad Interior, Gilad Erdan, y el jefe de la policía, Ronnie Alsheich, ordenaron reforzar la seguridad para disuadir a posibles pirómanos, desplegando a cientos de policías y soldados junto a espacios abiertos cerca de pueblos y ciudades a lo largo de la Línea Verde de Cisjordania (Judea y Samaria).

Mientras tanto, ocho aviones cisterna para extinguir incendios, con capacidad de transportar cada uno al menos diez toneladas de agua y productos químicos para combatir incendios, llegarán hoy desde Croacia, Italia, Grecia, Chipre y Rusia para ayudar a apagar las llamas, tras la solicitud formal del primer ministro, Biniamín Netanyahu.

Alrededor de 205 bomberos y diez aviones cisterna han estado trabajando incansablemente desde el miércoles tratando de apagar las llamas.

Se trata aparentemente del incendio más grande desde el Desastre del Carmel en 2010.

En el incendio del Carmel, que se desató el Monte Carmel, al sur de Haifa, murieron 44 personas, 74 inmuebles fueron destruidos y un área de 50 kilómetros cuadrados resultó completamente quemada.

Fuente: Aurora Israel


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

deja tu comentario aqui

Unete Facebook