jueves, 22 de diciembre de 2016

La presidenta de Chile participó de la ceremonia de Januca

PUBLICIDAD





Michelle Bachelet, presidenta de Chile, invitó al tradicional Palacio de la Moneda a miembros de la comunidad judía para celebrar la festividad de Januca. Durante la celebración, la Jefa de Estado subrayó que “no podemos quedarnos de brazos cruzados mientras en el mundo resurgen con fuerza los discursos fundamentalistas, nacionalistas y xenófobos".


El evento se celebró en el Patio de Las Camelias del Palacio de La Moneda y asistieron las más altas autoridades nacionales, miembros de la Comunidad Judía, rabinos de las diversas comunidades e instituciones de la Comunidad.

La Gobernante manifestó su alegría por realizar esta ceremonia en La Moneda, “una fecha que conmemora el heroísmo de un pueblo que hace 22 siglos se rebeló contra la opresión, que fue capaz de recuperar la libertad y el derecho a profesar su religión, sus tradiciones y sus costumbres ancestrales. Un pueblo que supo, como en muchas otras oportunidades a lo largo de la historia, iluminar con la fuerza de la esperanza, una época oscura, dejando tras de sí un ejemplo de perseverancia, de resiliencia y optimismo”.

La Mandataria destacó que hoy, más de 2000 años después de la recuperación del Templo Sagrado, enfrentamos desafíos distintos y “no podemos retroceder a aquellas épocas oscuras -del pasado lejano y del reciente- que como bien sabemos estuvieron marcadas por la violencia, la intolerancia y la exclusión. No podemos quedarnos de brazos cruzados mientras en el mundo resurgen con fuerza los discursos fundamentalistas, nacionalistas y xenófobos. Discursos que plantan las semillas de la división y la desconfianza, que también se plantean en Chile, y cuyos frutos pueden ser sumamente peligrosos, como vimos, muchos de ustedes muy de cerca, durante la primera mitad del siglo XX”.

Sobre este punto, señaló que “esta nueva celebración de Janucá es un momento propicio para renovar nuestro compromiso con los valores que hacen posible la vida en común y con el respeto irrestricto de los derechos que todo ser humano posee, independientemente de su género, pertenencia, procedencia o condición social”.

La Jefa de Estado invitó a los presentes y a todos los chilenos a “hacer un esfuerzo por iluminar y enaltecer el debate público, por evadir las respuestas simples a problemas complejos, por reforzar el diálogo y el respeto mutuo, y por abrir espacios de encuentro que nos permitan conocernos y valorar la diversidad. Debemos construir puentes, no murallas, ni de concreto ni de prejuicios”.

Finalmente, se refirió al proyecto de ley que tipifica el delito de “Incitación al odio”, informando que “éste es un proyecto que ha sido trabajado con dedicación, incluyendo distintas miradas que conviven en nuestra sociedad, dialogando, que es la única manera de enriquecer el debate. Prontamente, la enviaremos al Congreso, como habíamos prometido”.

Fuente: Radio Jai

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

deja tu comentario aqui

Unete Facebook