martes, 6 de diciembre de 2016

Netanyahu: “Así es, Israel hace lo que quiere en los asentamientos”, a pesar de Obama o Trump

PUBLICIDAD







Netanyahu ante el Foro Saban: “Así es, Israel hace lo que quiere en los asentamientos”, a pesar de Obama o Trump


La política de asentamientos de Israel no está gobernada por Estados Unidos y la administración entrante de Trump no cambiará eso, dijo el domingo el primer ministro Benjamin Netanyahu en el Foro Saban de Washington D.C.

En sus comentarios emitidos a través de una video conferencia, el primer ministro también dijo que discutirá el “mal” acuerdo nuclear de Irán con el presidente electo Donald Trump, e instó a la continua intervención estadounidense en Oriente Medio. También pareció minimizar los temores de un aumento del antisemitismo en Estados Unidos, a raíz de las elecciones presidenciales de 2016 – describiéndolo como un fenómeno marginal de odio hacia los judíos característico de todas las democracias.

“El antisemitismo siempre ha existido, incluso en las democracias sanas”, dijo, expresando su confianza en la capacidad de Estados Unidos de combatir el fanatismo.

A pregunta expresa si la administración entrante de Trump permitirá a Israel hacer lo que quiera en cuanto a la construcción de asentamientos en Cisjordania, dijo al anfitrión Haim Saban: “Bueno, creo que hemos estado haciendo lo que queremos”.

La derecha israelí sostiene que la construcción de asentamientos en Cisjordania y el este de Jerusalem se ha detenido casi por completo bajo el gobierno de Obama, que condena enérgicamente toda construcción más allá de la llamada Línea Verde.

Netanyahu dijo que Estados Unidos debería mantener su postura de ejercer poder en el Medio Oriente, en respuesta a declaraciones de Trump, quien ha hablado de frenar la intervención estadounidense en los asuntos regionales de Oriente Medio.

“Creo que Estados Unidos es un poder indispensable en el mundo y en Oriente Medio, y debe seguir siéndolo”, dijo.

Trump tiene una “visión clara del rol de Estados Unidos”, continuó Netanyahu, citando recientes conversaciones con él como candidato y presidente electo.

Netanyahu reiteró su oposición al acuerdo nuclear de Irán de 2015, y puntualizó que su postura no cambiaría bajo un gobierno de Trump.

“Israel está comprometido a impedir que Irán adquiera armas nucleares”, dijo. “Eso no ha cambiado y no cambiará. Espero hablar con el presidente electo Trump sobre qué hacer con este mal trato”.

“Desde que se firmó el acuerdo, Irán se ha convertido en un poder más agresivo”, dijo, acusando a Teherán de desarrollar misiles que pueden llegar a Estados Unidos.

“Debemos detener la marcha de Irán hacia la bomba, el desarrollo de misiles de largo alcance y el apoyo al terrorismo en Oriente Medio y en el mundo,” dijo.

Netanyahu se negó a responder si existía una acción militar para impedir que Irán adquiriera armas nucleares, limitándose a decir: “Estamos comprometidos”.

En cuanto al proceso de paz, Netanyahu reiteró su apoyo a una solución de dos estados, pero culpó al presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, por el estancamiento en las conversaciones de paz.

“No he cambiado mi visión de dos estados para dos pueblos, es la única manera de lograr la paz. El centro del conflicto radica en la negativa de los palestinos de reconocer a Israel como un Estado judío. Esto es lo que siempre ha alimentado el conflicto”.

El primer ministro israelí acusó a Abbas de “negarse” a negociar a pesar de haber sido impulsado por Jerusalem “cientos” de veces. Dijo que no entendía por qué “la prensa no comprende” que Israel está dispuesto a negociar y que los palestinos son los que se oponen.

Netanyahu afirmó que “la mayoría de los gobiernos del mundo” entienden que Israel “es una fuerza moderada” y un “faro de tolerancia” en un “oscuro” Medio Oriente.

El primer ministro israelí dijo que cuando los líderes mundiales le preguntan sobre las conversaciones de paz responde: “Estoy dispuesto a interrumpir todo lo que estoy haciendo ahora, y quiero que me inviten a su país (para hablar de paz con los palestinos) … de inmediato, sin condiciones previas. “

Entonces, esos gobiernos envían representantes a Ramala y regresan con las manos vacías porque Abbas no está dispuesto a sostener un diálogo directo, señaló.

Ante la actitud de Abbas, Netanyahu dijo que la mejor opción para lograr la paz sería un “enfoque regional”. “La paz no se logrará mediante las resoluciones de la ONU,” afirmó.

También rechazó afirmaciones sobre el creciente aislamiento de Israel en la comunidad internacional, y los esfuerzos por boicotear al Estado judío por sus políticas con respecto a los palestinos.

Netanyahu dijo que no estaba preocupado por el movimiento de boicot, porque muchos países buscan la tecnología israelí y su experiencia en la lucha contra el terrorismo. También saben que Israel quiere la paz. Las automáticas mayorías electorales contra Israel en la ONU también estaban empezando a cambiar, dijo.

“Nadie hace la paz con los débiles. En el Medio Oriente, los débiles no sobreviven … los fuertes y los inteligentes sobresalen”, apuntó.

Netanyahu ridiculizó la noción de que la prensa israelí no es libre, diciendo que era más libre que en cualquier otro país del mundo y que él ha sido atacado por los medios israelíes más que cualquier otro líder en otros países. “No hay ningún país [cuya prensa] ataca a su líder más de lo que la prensa israelí me ataca a mí,” concluyó.

Fuente: The Times of Israel

Reproducción autorizada con la mención siguiente: © EnlaceJudíoMéxico

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

deja tu comentario aqui

Unete Facebook