sábado, 31 de diciembre de 2016

Nueva ley requiere EpiPens en todas las escuelas y lugares para comer para evitar muertes por alergia.

PUBLICIDAD







Avances. Una nueva ley requiere EpiPens en todas las escuelas y lugares para comer


Un proyecto de ley presentado por el miembro de la Knesset Yehudah Glick, del partido Likud, fue aprobado por el plenum del Knesset en su lectura final el pasado miércoles. La ley de Glick, quien sufre de alergia al maní desde los ocho años, exigirá que todos los comedores públicos e instituciones educativas tengan a mano un autoinyector de epinefrina, popularmente comercializado como EpiPen, para prevenir el shock anafiláctico en personas alérgicas.

Glick, quien estuvo apoyado por el también miembro de la Knesset Yoel Hasson, recordó que, de niño, tenía que llevar un EpiPen consigo a donde quiera que iba. El dispositivo de autoinyección, que tiene que ser reemplazado una vez al año, podría salvar una vida.

La inyección se administra en la parte superior del muslo. El shock anafiláctico es una reacción rápida a una alergia que comienza con una erupción, hinchazón de la garganta y presión arterial baja, y puede terminar en la muerte. Hay miles de israelíes que podrían tener una reacción alérgica severa a ciertas sustancias.

EpiPens son jeringas automáticas que inyectan al neurotransmisor epinefrina para tratar reacciones alérgicas potencialmente mortales causadas por picaduras de insectos o picaduras, alimentos, medicamentos, látex y otras causas. La adrenalina que contiene actúa relajando los músculos de las vías respiratorias y apretando los vasos sanguíneos.

Desde el año pasado, los voluntarios de la flota de ambulancias y ambucycles de Magen David Adom han sido equipados con EpiPens. Antes de eso, sólo los médicos y los paramédicos totalmente entrenados -así como los pacientes con alergias severas- podrían llevar los dispositivos.

Fuente: Iton Gadol

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

deja tu comentario aqui

Unete Facebook