martes, 17 de enero de 2017

“Atrapan al terrorista que asesinó a 39 personas en Turquía”

PUBLICIDAD





La policía detuvo al supuesto autor del atentado contra el club Reina en Estambul en el que murieron 39 personas la noche de Año Nuevo.


El atacante, identificado como Abdulkadir Masharipov y de origen centroasiático, fue capturado por la policía en el periférico barrio de Esenyurt.

Se hallaba junto a su hijo de cuatro años cuando fue detenido en una operación en la que el sospechoso fue reducido sin heridas de importancia.

Junto a Masharipov fueron detenidas otras cuatro personas, tres de ellas mujeres y un hombre kirguizo.

La cadena NTV emitió imágenes que muestran cómo un grupo de policías, todos de civil, llevan al sospechoso esposado y agarrado por cuello y brazos por una calle para introducirlo en un coche y trasladarlo luego a un lugar donde esperaban vehículos policiales.

Esa cadena asegura que el supuesto terrorista fue detenido en la casa de un amigo kirguizo a la que había llegado hace tres días.

NTV muestra también una fotografía en la que se ve al sospechoso agarrado por el cuello y con marcas de golpes en la cara y sangre sobre su camiseta.

El detenido fue llevado a la comisaría central de Vatan en Estambul mientras prosiguen operaciones policiales simultáneas contra otras células de la misma red.

Según filtraciones aparecidos en la prensa, Masharipov era de origen uzbeco, si bien el Gobierno turco apuntó que posiblemente perteneciera a la etnia túrquica uigur en China y que habría llegado a Turquía desde Kirguizistán.

El atentado, perpetrado con un arma automática con la que el terrorista ametralló a los asistentes al club nocturno, fue reivindicado por el grupo Estado Islámico (EI).

El terrorista islámico asesinó en el lugar a 39 personas, incluyendo a 16 extranjeros, entre ellos a Lian Zaher Nasser, de 19 años, oriunda de la localidad árabe israelí de Tira, que visitaba Estambul en compañía de otras tres amigas, en un tour organizado.
La policía turca buscaba al prófugo desde el primero de enero y que siguiera libre había causado cierta ansiedad entre la población ante el temor de que pudiera cometer otro atentado.

Pocos días después del ataque las fuerzas de seguridad detuvieron a la esposa del presunto autor del ataque en el barrio estambulí de Maltepe y a otros familiares de este en la ciudad de Konya, en el centro de Turquía.

“Me enteré del ataque por televisión. No sabía que mi marido era simpatizante (del Estado Islámico)”, dijo la esposa al diario Cumhuriyet.

Según su relato, el supuesto terrorista y su familia llegaron el 20 de noviembre en un vuelo desde Kirguizistán al aeropuerto de Estambul, desde donde fueron a Ankara y el 22 de noviembre, a Konya.

Allí “alquiló un estudio por 1.100 liras (unos 300 dólares, 280 euros) y pagó tres meses (por adelantado). Dijo que llegó a Konya a buscar trabajo. El 29 de noviembre viajó en automóvil a Estambul”, agregó el rotativo.

Los jihadistas del Estado Islámico han perpetrado en Turquía catorce atentados los últimos dos años que han causado unos 250 muertos, entre ellos civiles, turistas extranjeros, policías y soldados.

Fuente:  EFE y Aurora

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

deja tu comentario aqui

Unete Facebook