domingo, 22 de enero de 2017

Documentos de la CIA revelan que EE.UU. negó la amenaza a Israel en 1973

PUBLICIDAD





Entre las decenas de miles de documentos de la CIA puestos recientemente en línea, se puede encontrar la evaluación de inteligencia estadounidense sobre la posibilidad de una guerra entre Israel y sus vecinos en 1973 y cómo el entonces Secretario de Estado Henry Kissinger actuó cuando recibió la información de que Egipto y Siria tenían la intención de comenzar la guerra de Yom Kipur.


En el informe diario de inteligencia presentado al presidente de entonces, Richard Nixon, el día que estalló la guerra, se informó: “Tanto los israelíes como los árabes están cada vez más preocupados por las actividades militares de sus adversarios, pero ninguno de los dos lados parece empeñado en iniciar hostilidades”.

El documento de la CIA, fechado el 6 de octubre, el día en que estalló la guerra, informó que seis aviones militares soviéticos “volaron a Damasco ayer, y además un avión soviético normalmente usado para VIP hizo dos vuelos de ida y vuelta a El Cairo hoy”. “La mayoría de estos vuelos probablemente están siendo usados para evacuar oficiales soviéticos de Egipto y Siria”.

Según los estadounidenses, el gobierno de la entonces primera ministra israelí, Golda Meir, no estaba demasiado preocupado por la posibilidad de un ataque inminente, escribiendo el día antes de la guerra que Israel veía las maniobras de los egipcios y sirios como normales y defensivas. Consideró que las preocupaciones sirias podrían conducir al despliegue militar, causando una respuesta israelí que “continuaría creciendo y llevaría a una guerra que nadie quería”.

Sin embargo, al día siguiente, EE.UU. recibió información actualizada que cambió completamente su evaluación. Los oficiales de inteligencia recibieron “información de ‘buenas fuentes’ de que Egipto y Siria planean un ataque coordinado a través del Canal de Suez y los Altos del Golán antes del anochecer”.

Kissinger transmitió un mensaje a Nixon a través de la sala de situación de la Casa Blanca, advirtiendo: “A las 6:00 am de esta mañana (a las 13:00 hora de Israel), fui notificado que los israelíes están informados de que los egipcios y sirios estaban planeando lanzar un ataque coordinado dentro de seis horas”. Los egipcios y los sirios en realidad terminaron atacando en sólo media hora, a la 1:55 pm.

Kissinger se puso en contacto con el embajador soviético en los Estados Unidos, Anatoly Dobrynin y le manifestó:
“-Los Estados Unidos y la URSS tienen la responsabilidad especial de frenar a sus respectivos amigos,
-Estamos comunicándonos urgentemente con los israelíes, advirtiéndoles contra cualquier ataque preventivo. El secretario de Estado dijo que le dijo al embajador que lo más importante era evitar un conflicto militar.”
Kissinger informó al presidente que Dobrynin aceptó telefonear a Moscú y pedirles que refrenaran a los estados árabes. A los soviéticos se les permitió utilizar el sistema de comunicaciones estadounidense para hacerlo más rápidamente.
Kissinger se puso en contacto con el entonces jefe de la oficina del Jefe del Estado Mayor de las Fuerzas de Defensa de Israel, Avner Shalev. Ambos, junto con Meir, estuvieron de acuerdo con la posición estadounidense contra un ataque preventivo.

El secretario de Estado entró en contacto con el ministro de Relaciones Exteriores de Egipto, el rey Hussein de Jordania, y el rey Faisal de Arabia Saudita, pidiendo a la realeza que interviniera con los presidentes de Siria y Egipto para prevenir la guerra.

Al final, Kissinger le dijo a Nixon que creía que los temores israelíes de un ataque estaban justificados, como efectivamente resultaron ser. Sin embargo, esperaba que el sentido común y las cabezas frías prevalecieran.

Fuente: Aurora Israel

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

deja tu comentario aqui

Unete Facebook