domingo, 8 de enero de 2017

En todo el mundo se alaba a Hashem

PUBLICIDAD





TEHILIM # 113: Halel


  

1. Alabad a HaShem! Alabad a HaShem,  Sus siervos; alabad el nombre de la HaShem.

2. Que el nombre de HaShem sea alabado, desde ahora y para siempre.

3. Desde el nacimiento del sol hasta donde se pone, el nombre de HaShem es alabado.

4. HaShem es exaltado sobre todas las naciones, su gloria sobre los cielos.

5. ¿Quién es como HaShem nuestro Dios, Aquel que se sienta en las alturas?

6. ¿Y se detiene a contemplar los cielos y la tierra?

7. Él levanta al pobre del polvo, y al menesteroso alza de los basurales;

8. Para sentarlos con los príncipes, con los príncipes de su pueblo.

9. Es Él Quien puede hacer que la mujer sin hijos, se trasforme en una feliz madre de niños.

Alabad a HaShem

Este Salmo explica la singularidad del pueblo judío en la forma que éste alaba a HaShem.  Con este Salmo inauguramos cada Halel durante todo el año.
La primera parte de este Salmo responde a una serie de preguntas: (i) ¿Quién debe alabar a HaShem? Y responde: Los siervos de D-s deben alabarlo. (Ii) ¿Qué debería ser alabado? – El nombre de Dios debe ser alabado. (Iii) Cuando se debe hacer este elogio? – Desde ahora y hasta la eternidad. (Iv) Y ¿Quiénes alaban a HaShem? Todos, en todo el mundo, de este a oeste.

En la segunda parte, David haMelej observa que no sólo los judíos  alaban a Dios. De este a oeste, “D-s es exaltado por todas las naciones!” ¿Por qué? “A causa de los cielos” se le honra. Cualquier persona, no sólo un Yehudí, es capaz de levantar sus ojos y apreciar la increíble sabiduría divina con la que el cosmos fue diseñado.

En la tercera parte, David haMélej señala que, a pesar de que todas las naciones pueden alabar, exaltar y honrar a HaShem como el Diseñador Inteligente y el Creador del universo, la alabanza que proclama un Yehudí se manifiesta también en otro sentido. Sabemos que D-s. Sabemos que a pesar que Él mora en lo alto y que el cosmos fue creado por Alguien más allá de nuestra comprensión. Pero, a diferencia de todos los demás, también sabemos que D-s, que habita en lo alto, también “desciende” y supervisa los asuntos terrenales, lo que está pasando aquí abajo, en nuestro mundo material!

Nosotros, los judíos tenemos la capacidad de reconocer que el mismo Dios que está más allá de nuestro alcance, es El que trae la justicia en este mundo, en la más pequeña de las escalas. Es Él Quien puede levantar a un hombre pobre, desde los basurales hasta la más alta posición social. Es Él Quien puede hacer que una madre estéril, felizmente, esté rodeado de hijos.  Y siendo que podemos discernir que HaShem también opera en  esta micro escala, nuestra alabanza hacia Él es única.

Es posible que la idea de “los pobres que son elevados desde los basurales hacia lo mas alto de la sociedad” se refiera a la salida de Egipto. Donde, desde esclavos, nos convertimos en una nación gloriosa, una nación que más tarde fue buscada por el Imperio Egipcio (en los tiempos del rey Salomón) para crear una alianza. La ‘madre estéril’ puede ser también una alusión a la Tierra de Israel, que a menudo se denomina un ‘madre estéril’, siempre y cuando sus hijos, el pueblo de Israel, no estén viviendo en ella. Por lo tanto, en este Salmo pedimos que de la misma manera que Dios nos trajo de la miseria al bienestar cuando nos sacó de Egipto,  así también esperamos que Él una vez más traiga a todos los Hijos de Israel de regreso a su tierra, con la redención del Melekh HaMashiaj. AMEN.

Fuente: Halaja.org

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

deja tu comentario aqui

Unete Facebook