lunes, 2 de enero de 2017

Murió el obispo que contrabandeó armas para los palestinos

PUBLICIDAD







El arzobispo católico sirio Hilarion Capucci, famoso por su apoyo a los palestinos, y que pasó un tiempo preso en Israel por ingresar armas de contrabando para los terroristas de Cisjordania (Judea y Samaria), murió a la edad de 94 años.


Capucci nació en Alepo, Siria, en 1922, y sirvió como vicario patriarcal de Jerusalén y arzobispo titular de Caesarea (Cesarea) para la Iglesia Católica Griega. También fue un ferviente partidario de la causa palestina.

En 1974, cuando residía en Jerusalén oriental, fue detenido por las fuerzas de seguridad israelíes por ingresar armas para el Ejército de Liberación Palestino (el ala militar de la OLP) en Cisjordania, usando su estatus diplomático como cobertura. Fue condenado a doce años de cárcel.

Era uno de los presos cuya liberación exigieron los terroristas de Entebbe en 1976. Pero recién fue excarcelado dos años después gracias a la intervención del Vaticano. Tras su liberación, fue exiliado en Roma.

A  lo largo de toda su vida, continuó activando para la causa palestina. Participó en una flotilla que intentó romper el bloqueo naval israelí a la Franja de Gaza, en 2009, y nuevamente en 2010, cuando se embarcó en el Mavi Marmara.

En 2013, el presidente palestino Mahmud Abbas le confirió a Capucci una medalla de honor, en Roma, por su apoyo a la causa palestina.

Un portavoz de la Autoridad Palestina (AP) describió a Capucci como un mártir de Jerusalén y un “luchador valiente”.

Su muerte también fue lamentada por Hamas, la organización terrorista que controla Gaza, que lo elogió por su vida dedicada a “la defensa del pueblo palestino y a su justa causa”.

La Autoridad Palestina, Irak, Egipto, Libia, Sudán y Siria han honrado, en vida, a Capucci con sellos postales.

El Vaticano anunció su muerte en Roma.


Fuente: Aurora Israel

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

deja tu comentario aqui

Unete Facebook