martes, 7 de febrero de 2017

El cantante David Draiman recuerda sus raíces judías

PUBLICIDAD






Mucho tiempo antes de que David Draiman se hiciera famoso como el cantante de la banda de heavy metal Disturbed, el artista nacido en Nueva York tuvo una difícil infancia. Fue expulsado de tres yeshivas diferentes, y luego de una noche turbulenta en la que bebió de más, voló la furgoneta del rabino de su escuela secundaria.


Aunque para muchos Draiman es recordado por sus travesuras en la escuela judía, sus peculiares y complicados gritos vocales lo hicieorn aún más famoso, llegando a grabar siete álbumes de Disturbed y millones de ventas récord. Este año, Disturbed está nominado para un Grammy por la portada de la canción de Simon y Garfunkel "The Sound of Silence" - algo que llevó a Draiman, de 43 años, un poco más cerca de sus días de cantante en formación.

En lugar de producir una versión fuerte y pesada de la canción, el grupo decidió mantener su grabación suave y acústica. Draiman consiguió mostrar su voz más suave y clásica, lo que le recordó los días en que pensó que un día podría llevar a una congregación judía a cantar.

"Mi educación religiosa siempre fue algo difícil de tragar de buena gana, pero el aspecto intelectual de ella, era muy atractivo para mí", dijo. "Estudiar para convertirse en un rabino o dirigirse por ese camino es realmente acerca de volverse muy absorto a la ley judía. Tuve que aprender a encontrar mis propias verdades, y poco a poco, como dicen en el judaísmo, dejé el camino".

Hoy Draiman es bastante secular, aunque se llama a sí mismo "intensamente espiritual". También es un gran admirador del músico judío Paul Simon. "Si tenemos la bendición de ganar el Grammy, tendría que dedicarlo al propio compositor original, a Paul Simon. Nadie puede realmente quitar el brillo total de la composición de esa canción", expresó.

Fuente: Iton Gadol

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

deja tu comentario aqui

Unete Facebook