jueves, 9 de febrero de 2017

Jóvenes judíos y árabes de Israel se unen para ayudar a los refugiados sirios

PUBLICIDAD








Una delegación israelí de líderes judíos y árabes del movimiento de la juventud se dirigirá a la isla griega de Lesbos la próxima semana para ayudar a establecer programas educativos y sociales para los jóvenes refugiados sirios. En el esfuerzo se unirán dos movimientos juveniles, el socialista Hashomer Hatzair y el grupo árabe Ajyal.


"Es algo extraño cuando se piensa en ello", dice Yair Leibel, líder y educador en Hashomer Hatzair. "Aquí tenemos personas que sufren justo al otro lado de la frontera, pero la única manera de ayudarlos e interactuar con ellos directamente es tomar un vuelo de una hora a otro lugar".

El proyecto Lesbos, que será supervisado por la organización de ayuda humanitaria Natan, con sede en Tel Aviv, es el último ejemplo de una iniciativa israelí de base destinada a ayudar a las víctimas del conflicto en Siria. Entre otras cosas, tiene como objetivo crear marcos educativos y sociales formales e informales para los jóvenes refugiados, incluyendo programas de liderazgo, mientras que también trabaja con otros grupos humanitarios activos en la isla.

La mayoría de las iniciativas israelíes hasta la fecha se han centrado en proporcionar alimentos, ropa, medicamentos y otras necesidades básicas a los que sufren de la sangrienta guerra civil que se libra en Siria desde hace seis años. Otros han participado de forma menos tangible, tales como peticiones, protestas y oraciones.

En una ruptura con la política a largo plazo, el ministro de Interior Arye Dery anunció recientemente planes para proporcionar asilo a 100 huérfanos sirios. Estos niños serán adoptados por familias árabes israelíes o colocados en internados. Un portavoz del ministerio no pudo decir con certeza cuándo iban a llegar, señalando que Israel seguía discutiendo la logística con funcionarios de las Naciones Unidas.

Entre las iniciativas de base lanzadas en los últimos meses, la Operación Calor Humano, encabezada por los movimientos juveniles de judíos israelíes, recolectó en diciembre y enero camiones cargados de abrigos de invierno y mantas para los sirios forzados a abandonar sus hogares. A través de su iniciativa "Cocinas sin Fronteras", varias docenas de restaurantes israelíes, tanto judíos como árabes, donaron durante un período de dos semanas en enero, todos los ingresos de las ventas de platos de inspiración siria a la Fundación internacional Karam, que ayuda a los refugiados.

En octubre pasado, cientos de israelíes participaron en un servicio especial de oración interreligiosa celebrado en Jerusalem en solidaridad con las víctimas del conflicto. En diciembre, Tag Meir, un grupo sin fines de lucro contra el racismo, organizó una cadena humana desde la Embajada de Estados Unidos hasta la Embajada de Rusia en Tel Aviv, para mostrar apoyo a los sirios que sufren la guerra. Na'amat, la organización de mujeres más grande de Israel, usó su red de centros preescolares en todo el país para una gran campaña de recolección de alimentos para bebés.

Además, los kibutzim del país se han movilizado en favor de los refugiados sirios, organizando paquetes de asistencia, al igual que los municipios de la frontera norte. Hasta la fecha, más de 4.400 israelíes han firmado una petición pidiendo a su gobierno que abra su frontera con Siria y que proporcione refugio a las víctimas del conflicto.

Entre los proyectos más exitosos se encuentra Just Beyond Our Border, que desde su lanzamiento en diciembre pasado, ha recaudado cerca de 370 mil dólares para alimentos, medicinas y equipos para niños sirios desplazados de sus hogares. La mercancía será entregada por Israeli Flying Aid, una organización de ayuda humanitaria que opera en países con los que Israel no tiene relaciones diplomáticas.

En su página de financiación de la multitud, los organizadores del proyecto -un grupo de ciudadanos preocupados- instan a sus compañeros judíos israelíes a asumir su responsabilidad especial. "Nos prometemos a nosotros mismos que seremos diferentes", manifestaron en el lanzamiento de recaudación de fondos.

Mientras tanto, los coordinadores del proyecto de Lesbos mantienen sus dedos cruzados para alcanzar su meta de 200.000 shekels.

Fuente: Iton Gadol

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

deja tu comentario aqui

Unete Facebook