domingo, 5 de febrero de 2017

Tecnología Israelí: ahora se puede medir la glucosa por tacto sin necesidad de pinchazos

PUBLICIDAD






Avances. Una compañía israelí desarrolla un dispositivo no invasivo para medir los niveles de glucosa


La compañía israelí Integrity Applications se tardó más de una década en desarrollar GlucoTrack, el primer sistema no invasivo para comprobar los niveles de glucosa autocontrolados. El fabricante, Avner Gal, cree que su medidor alentará a las personas con diabetes tipo 2 a controlar los niveles de glucosa más a menudo.

Se aconseja a las personas con diabetes y tolerancia a la glucosa alterada comprobar sus niveles de glucosa en la sangre varias veces al día para reducir el riesgo de complicaciones graves. Eso significa varios pinchazos, teniendo en cuenta que alrededor de 700 millones de personas caen en una de esas categorías.

Sin embargo, con esta nueva invención de Integrity Applications, en lugar de extraer sangre, se coloca el sensor GlucoTrack en el lóbulo de la oreja. Una combinación patentada de tecnologías ultrasónicas, electromagnéticas y térmicas funciona con un algoritmo patentado para medir parámetros fisiológicos correlacionados con el nivel de glucosa.

Los resultados se muestran en aproximadamente un minuto en una unidad de control portátil con conexión USB, que también almacena y compara lecturas anteriores. El número se anuncia verbalmente, lo que le facilita el uso a personas mayores y con problemas de visión con diabetes o pre-diabetes.

Las ventas en partes de Europa, América del Sur, Australia y Nueva Zelanda comenzaron en 2016, después de que la versión más reciente del dispositivo ganara la aprobación reguladora en Europa y en Corea del Sur. Integrity comenzará dentro de poco los ensayos clínicos de GlucoTrack Modelo DF-F en Estados Unidos, requeridos para la aprobación de la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) y está trabajando para su aprobación en China.

El "DF" representa a David Freger, el último físico israelí que ideó este nuevo monitor de glucosa no invasivo. Sus colegas Avner Gal y David Malka lo ayudaron a convertirlo en realidad.

"David falleció por las complicaciones de la diabetes a los 48 años en 2004, por lo que llamamos a nuestros modelos de dispositivos DF para conmemorarlo", cuenta Gal.

La investigación del trío reveló varios intentos de desarrollas un monitor no invasivo de glucosa en sangre usando tecnología óptica. Sin embargo, concluyeron que esto no era factible. "El nivel de glucosa no invasiva es una medida indirecta y hay mucho ruido dentro del cuerpo que contribuye a la inexactitud. Es muy difícil distinguir la señal de glucosa de forma no invasiva de otros parámetros dentro del cuerpo y de factores externos como la temperatura. Así que decidimos trabajar con tres tecnologías que reducen el ruido en lugar de aumentar el nivel de señal como otros intentan hacer", explica Gal.

El dispositivo, probado en más de 800 personas antes de la comercialización, está destinado a uso en interiores porque las lecturas son afectadas por el viento y las temperaturas más allá de un rango de 15 a 35 grados. El dispositivo informará al usuario si está fuera de los límites de temperatura.

Antes de su uso, GlucoTrack debe calibrarse a través de tres pinchazos en el transcurso de 30 minutos. Cada clip para el oído dura seis meses, lo que significa que sólo se necesitan seis muestras de sangre por año.

Muchas otras empresas están desarrollando glucómetros no invasivos, desde una pequeña inserción en la superficie del ojo hasta un parche de piel incrustado con sensores electrónicos.

El glucómetro TensorTip Combo (COG) desarrollado por el fabricante israelí de dispositivos de monitoreo no invasivo Cnoga Medical está certificado en Israel y Europa, y pronto en Brasil y China, para mayores de 18 años. El usuario inserta un dedo en el dispositivo recargable. Antes del primer uso, requiere una calibración que incluya entre 50 y 100 ciclos de lectura con dos lecturas invasivas durante cada ciclo.

GlucoTrack DF-F está indicado para adultos mayores de 18 años con diabetes tipo 2 o pre-diabetes. Además, Gal señala que un modelo para niños y personas con diabetes tipo 1 está en desarrollo.

"Las fluctuaciones más altas y más rápidas de los niveles de glucosa en el tipo 1 dificultan el seguimiento", explica y predice que la sencillez del dispositivo sin dolor animará a las personas con diabetes tipo 2 a controlar los niveles de glucosa más a menudo.

El dispositivo costará 2 mil dólares y cada clip de oído cuesta 120 dólares. Gal estima que en más de cinco años, las personas que usan GlucoTrack podrán anticipar un ahorro significativo sobre el costo de cinco mediciones invasivas diarias usando tiras reactivas.

Integrity está trabajando en modelos adicionales de GlucoTrack incluyendo dispositivos para países en desarrollo, monitorización nocturna y continua de niveles de glucosa, y un dispositivo de alerta para conductores. También está en desarrollo un modelo inalámbrico compatible con el dispositivo actual.


Fuente: Iton Gadol

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

deja tu comentario aqui

Unete Facebook