jueves, 2 de febrero de 2017

Una Mexicana presa por apoyar al Estado Islámico

PUBLICIDAD






La mexicana que cayó en las redes de ISIS



Ciudad de México.- La mexicana Ana Marilú Reyna Castillo, de 38 años de edad, originaria de Monterrey, Nuevo León, detenida en España por difundir proselitismo terrorista yihadista, dejó ver en sus redes sociales su gusto por la cultura del Islam, su rechazo al catolicismo y parte de su pensamiento radical.



En Facebook existe el perfil de Marilú Reyna, de Nuevo León, que no está activo desde agosto de 2016. Ahí, Marilú compartía imágenes con frases en árabe, y aunque no se pueden apreciar muchas fotos, una de ellas muestra su rechazo al noviazgo y su apoyo al matrimonio. En sus publicaciones alternaba el español con el árabe y alababa a Alá.  



El 22 de septiembre de 2010, escribió “Hoy cumplo 3 años de haber conocido a los primeros musulmanes, gracia a Allah por poner en mi camino a Tania y Amin….Gracias ALLAH AKBAR (sic)” .



Por otra parte, la mexicana compartió un texto en 2011, escrito por otra persona en el que rechazaba totalmente la religión católica y eso que llaman “trinidad”, “abominable doctrina”.

La dueña del perfil de Facebook, egresada de la carrera de Psicología de la Universidad Autónoma de Nuevo León, sigue páginas como Musulmanas de Monterrey, Musulmanas Orgullosas, Conociendo el Islam y a los Musulmanes, entre otras páginas por el estilo.

Al acudir a la facultad de Psicología nadie quiso hablar del tema e incluso algunos maestros consultados dijeron que no podían ni querían hablar del tema.

Hay que recordar que la mexicana se casó con un hombre marroquí, Aziz Zaghanane, detenido en mayo de 2016 por ser parte de una “red de captación y adoctrinamiento terrorista”, del Daesh.

Se mudaron a España en 2007, y fue en ese país en el que la mexicana radicalizó sus ideas. Su enaltecimiento al terrorismo aumentó cuando detuvieron a su esposo. 



Además, nos aseguran que la mujer viajó a México en por lo menos una ocasión. Se tiene un registro de entrada del 14 de diciembre de 2012, al parecer para visitar a su familia.

Según el documento al que tuvimos acceso, arribó en un vuelo de Aeroméxico procedente de Madrid, España.

De acuerdo con medios impresos, los vecinos la describen como una mujer amable, pero que se relacionaba muy poco con los demás.

Se le podía ver saliendo o entrando en el edificio donde vivían (en la calle San Lucas, en un barrio de clase obrera), con sus dos hijos de tres y cinco años, y  transportándose en el vehículo familiar, un Mercedes Benz gris.

Siempre vestía el niqab y siempre tenía “una atención escrupulosa a las directrices del islam más radical, para diferenciar entre las conductas permitidas (halal) y las prohibidas (haram)”.

Fuente: Letra Roja

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

deja tu comentario aqui

Unete Facebook