sábado, 11 de febrero de 2017

Universidad en Israel eliminó el examen de conocimientos para la aceptación de estudiantes.

PUBLICIDAD






La Universidad de Tel Aviv ya no toma exámenes psicométricos



La Universidad de Tel Aviv anunció un cambio en las normas para la aceptación de los solicitantes. En lugar de mezclar los puntajes de puntuación de la prueba de matriculación con la puntuación del examen psicométrico, como es la norma, la universidad aceptará de ahora en adelante a los estudiantes basándose en sus verdaderas calificaciones académicas, las calificaciones que recibieron en los cursos que estudiaron. Cualquier persona que promedia un 85 o más en tres cursos académicos y tiene un diploma de escuela secundaria será considerada para su aceptación sin tener que tomar el examen psicométrico.

La universidad tomó el paso sin precedentes para adaptarse a los tiempos. La web está inundada de cursos académicos en línea. Una institución académica que no se une a la nueva ola es susceptible de perder una proporción significativa de su público objetivo. La Universidad de Tel Aviv ha decidido unirse a la tendencia en lugar de luchar contra la marea para aumentar la demanda de sus servicios. A lo largo del camino, también está avanzando una revolución social porque permite igualdad de oportunidades para las personas que luchan con el examen psicométrico por razones ajenas a sus capacidades.

No es ningún secreto que las calificaciones de los exámenes psicométricos, que han servido de filtro para los estudios académicos, sufren de severas diferencias entre los grupos sociales, culturales y socioeconómicos. La puntuación media de los hablantes de hebreo (576) es 20% superior a la de los hablantes árabes (478). La puntuación media de los residentes del centro de Israel (587) es 13% superior a la de la periferia (517). Peor aún, el promedio de estudiantes ricos (605) es 25% mejor que el de los estudiantes pobres (486).

El examen psicométrico se convierte en una de las mayores trabas a la igualdad de oportunidades en la sociedad israelí. El hecho de que se puede mejorar la calificación psicométrica a través de cursos de preparación, que cuestan miles de shekels y por lo tanto es sólo una opción para las personas ricas, sugiere que el examen psicométrico perjudica el derecho básico a la igualdad de oportunidades.

Fuente: Aurora Israel

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

deja tu comentario aqui

Unete Facebook