viernes, 17 de marzo de 2017

Efemérides: Juan Pablo II reconocía que el antijudaísmo cristiano facilitó el Holocausto

PUBLICIDAD






Un 16 de marzo, pero de 1998, el Papa Juan Pablo ll emitió en el Vaticano un documento oficial en el cual reconoció que el antijudaísmo cristiano facilitó los crímenes del nazismo y el exterminio de millones de judíos.


En aquel documento, el ex jefe de la Iglesia también resaltó la necesidad del arrepentimiento por los pecados cometidos con el pueblo judío y reivindicó la figura del papa Pío XII, acusado de haber permanecido en silencio durante el holocausto.

El documento, bajo el título de Nosotros recordamos: una reflexión sobre la Shoah (www.vatican.va/roman_curia/pontifical_councils/chrstuni/documents/rc_pc_chrstuni_doc_16031998_shoah_sp.html), fue elaborado durante once años y reconocido como un importante paso por la comunidad judía de Italia, aunque las comunidades judías del mundo esperaban más después de las contundentes intervenciones y gestos históricos de reconciliación de Juan Pablo II.

El Papa prologó la reflexión sobre el Holocausto con una carta en la que reclama un “Nunca Más” de la humanidad, al indicar que espera que el documento pueda ayudar a curar las heridas de la incomprensión y la injusticia del pasado en el proceso de construcción de un futuro en el cual la iniquidad de la Shoa nunca más sea posible.

El texto afirmaba que la Shoa fue uno de los principales dramas de la historia de aquel siglo, ante el que nadie puede permanecer indiferente. Menos aún puede ser indiferente la Iglesia en razón de sus vínculos muy estrechos de parentesco con el pueblo judío. Ese parentesco fue destacado por el Papa que, al visitar en abril de 1986 la gran sinagoga de Roma -un gesto que ningún otro pontífice había cumplido en 2.000 años de historia, desde las épocas de los primitivos cristianos-, dijo que los judíos eran “nuestros hermanos mayores”.

En el documento, la Iglesia defiende oficialmente a Pío XII, el Papa que reinó entre 1939 y 1958, que durante la Segunda Guerra Mundial guardó silencio mientras los nazis consumaban la tragedia del Holocausto y se negó a condenar expresamente el nazismo.

En el texto se destaca que el Papa ordenó ayudar en lo posible a los judíos perseguidos por el nazifascismo y se citan agradecimientos posteriores de algunas importantes figuras del judaísmo mundial, como la fallecida ex primera ministra de Israel Golda Meyer.

Fuente: Radio Jai  

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

deja tu comentario aqui

Unete Facebook