martes, 21 de marzo de 2017

Estados Unidos se enfrenta a la ONU para defender a Israel.

PUBLICIDAD






Estados Unidos se enfrenta a la ONU por su obsesión anti-israelí

Por Roxana Levinson, corresponsal en Israel. Estados Unidos no participa en los debates sobre Israel que lleva a cabo el Consejo de Derechos Humanos de la ONU y sólo estará presente para votar en contra de las resoluciones parciales del organismo, resultado de su obsesión anti-israelí. Se trata de cinco resoluciones de condena de las políticas israelíes, que serán sometidas a votación este viernes.


El Consejo de Derechos Humanos de la ONU lleva a cabo esta semana un debate sobre cinco resoluciones de condena a Israel, que serán sometidas a votación este viernes.  Se trata de cinco textos que son votados anualmente y que son aprobados por amplia mayoría.

La embajadora de Estados Unidos ante Naciones Unidas, Nikki Haley, expresó en un comunicado que esas críticas constantes y exclusivamente dirigidas a Israel y no a otras naciones “desacreditan al Consejo de Derechos Humanos y permiten a ciertos países distraer de sus propios abusos, alentando la propaganda antiisraelí”.

Haley destacó que las resoluciones que votará el Consejo, se centran en un solo país, Israel. “No en Siria que masacra a sus propios ciudadanos y los tortura, no en Irán, donde las ejecuciones públicas en la horca son cuestión de rutina y tampoco Corea del Norte, donde los campos de concentración tienen por objeto obligar a los ciudadanos a obedecer. No, se centran en Israel, la única democracia en Medio Oriente”.

Esta decisión marca un cambio en la política norteamericana. En 2006, el entonces presidente Bush se negó a que Estados Unidos forme parte del organismo. La Administración Obama consideró que era más efectivo y preferible influir desde adentro y cambiar el equilibrio de fuerzas. Sin embargo, Israel es el único país sobre el cual el organismo debate en sus tres reuniones anuales y blanco de las resoluciones de condena.

Entre los años 2006 y 2016 fueron el Consejo de Derechos Humanos de la ONU aprobó 68 resoluciones de condena a Israel, y 67 a todos los otros países del mundo juntos.

Tanto la embajadora Haley como factores del Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel están intentado convencer a cuantos más países occidentales de que voten en contra o que se abstengan, de forma que las resoluciones pasen sin el voto de Occidente y comiencen a perder fuerza y legitimidad.

Fuente: AJN

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

deja tu comentario aqui

Unete Facebook