miércoles, 15 de marzo de 2017

Iglesia búlgara nominada al Premio Nobel de la Paz por salvar a judíos

PUBLICIDAD






El abogado búlgaro-israelí Moshé Aloni está buscando apoyo para una campaña destinada a otorgar el Premio Nobel de la Paz a la Iglesia Ortodoxa Independiente de Bulgaria por proteger a la minoría judía del país durante el Holocausto.


Aloni, director del Comité de Amistad de abogados israelíes y búlgaros, destacó a la iglesia por sus “valientes actos de heroísmo”, incluyendo una votación unánime para condenar las leyes antisemitas durante la Segunda Guerra Mundial y su oposición a la deportación de 48,000 judíos a campos de exterminio nazis en Europa.

En una carta enviada a The Jerusalem Post la semana pasada, Aloni señaló que si bien la campaña había obtenido el apoyo de Europa y Estados Unidos, también busca sensibilizar al público israelí.

Una petición lanzada el año pasado en el sitio wab change.org en apoyo de esta causa había obtenido 740 firmas.

La petición señala que mientras el gobierno búlgaro era un aliado de la Alemania nazi, la iglesia mostró valentía y liderazgo luchando contra las leyes antisemitas. El documento menciona a dos clérigos: el arzobispo metropolitano Stefan de Sofía, líder espiritual de la Iglesia Ortodoxa de Bulgaria durante el Holocausto, y el arzobispo metropolitano Kiril, jefe de la Iglesia en la ciudad búlgara de Plovdiv.

El dúo fue nombrado Justos entre las Naciones por Yad Vashem en 2001 por oponerse vigorosamente a las políticas antijudías del régimen búlgaro y tomar medidas activas contra su política de deportar a los judíos de Bulgaria y entregarlos a los alemanes.

Se dice que Kiril salvó a los 1,500 judíos de la ciudad búlgara de Plovdiv, que debían ser deportados en marzo de 1943. Según Yad Vashem, el arzobispo envió un telegrama personal al rey pidiendo su misericordia hacia los judíos, y amenazó al jefe de la policía local con poner fin a su lealtad hacia Bulgaria y actuar como le parezca. Otro testimonio afirma que amenazó con obstruir las vías del tren para impedir la deportación.

“Debido a los actos heroicos de estos dos líderes prominentes y su disposición de denunciar y actuar, la deportación de los judíos de Bulgaria fue postergada una y otra vez hasta que finalmente fue cancelada al final de la guerra”, escribió Aloni en su Carta al Comité del Premio Nobel.

Aloni, nacido en Sofía, menciona que él y su familia sobrevivieron gracias al “heroísmo de la Iglesia de Bulgaria y de otros ciudadanos valientes”.

“El nombramiento de la Iglesia de Bulgaria es aún más relevante en estos días llenos de odio y racismo, ante la limpieza étnica actual,” concluye Aloni.

La petición es patrocinada por el ex ministro israelí Ephraim Sneh y Moshe Keshet, profesor de derecho de la Universidad de Haifa.

Fuente: The Jerusalem Post / Reproducción autorizada con la mención siguiente: © EnlaceJudíoMéxico

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

deja tu comentario aqui

Unete Facebook