jueves, 9 de marzo de 2017

Israel: La tierra de la leche y miel

PUBLICIDAD










Pregunta:

Nuestro sueño de mudarnos a Israel finalmente se está haciendo realidad. Haremos aliá el mes próximo. Sé que será un desafío. ¿Algún consejo?


Respuesta:

Israel es diferente a cualquier otro país del mundo. En cualquier otro país donde vivas, todo está bien mientras te guste. Pero con Israel no es suficiente que te guste. También tienes que gustarle a Israel.

Israel es una tierra con alma propia. Es la Tierra Santa, el lugar de la bendición divina. Si Israel te encuentra digno de ella, compartirá contigo su bendición, y no importa cuán difícil se torne la vida, te sentirás en casa. Pero si no mereces su bendición, no te sentirás cómodo por mucho tiempo.

Mudarse a Israel se llama hacer aliá,que quiere decir “ascender”. Esto no es simplemente porque Israel está a mayor altura que los países que la rodean. Debes ascender a Israel porque Israel está un paso más cerca del cielo que el resto del mundo. Para llegar a Israel debes ascender en tu vida espiritual. Es una tierra con una frecuencia espiritual más alta que no tolera almas estancadas. Sólo quienes están dispuestos a crecer pueden sentirse en casa.

Así que junto a todos los trámites y preparativos para la mudanza, prepara tu alma para el trayecto que tienes por delante. Asciende en tu propia espiritualidad eligiendo una nueva mitzvá que observar y tomando un nuevo proyecto de estudio de la Torá. El ascenso de la aliá comienza ahora, mucho antes de que pises la Tierra Santa.

La vida en Israel no es siempre fácil. Pero para un alma en ascenso, realmente es una tierra desbordante de leche y miel.



Por Aron Moss


Fuente: Jabad

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

deja tu comentario aqui

Unete Facebook