sábado, 11 de marzo de 2017

Lois Gunden: Una Pastora de Iglesia que arriesgo su vida para salvar a niños judíos del holocausto.

PUBLICIDAD








(Estados Unidos)


Lois Gunden

En 1941 Lois Gunden, una maestra franco-norteamericana de 26 años, oriunda de Goshen, Indiana, llegó al sur de Francia para trabajar en el Comité Central Menonita. Lejos de su hogar se convertiría en la salvadora de niños de una nacionalidad, religión y entorno diferentes al suyo.

Gunden se sumó a la organización Secours Mennonite aux Enfants en Lyon y fue enviada a establecer un hogar infantil en Canet Plage, en la costa mediterránea. El centro se convirtió en refugio seguro para niños españoles y judíos sacados clandestinamente del campo de internamiento de Rivesaltes, situado en las cercanías. Una de las niñas era Ginette (Drucker) Kalish (nacida en 1930), de París. En julio de 1942 su padre fue deportado a Auschwitz, pero ella y su madre consiguieron esconderse de la policía. Escaparon al sur de Francia peron fueron capturadas en el tren y llevadas finalmente a Rivesaltes. Allí Lois Gunden estableció contacto con la madre de Ginette y la convenció de que le permitiese sacar a la niña del campo. Al principio la mujer titubeó pero cuando Lois Gunden la persuadió de que Ginette estaría más segura bajo su cuidado, aceptó separarse de la muchachita. "Por entonces tenía 12 años y estaba realmente asustada", relató Ginette a Yad Vashem, "pero Lois Gunden era amable y estaba apasionadamente determinada a llevarme a mí y a otros chicos fuera de Rivesaltes para protegernos de cualquier daño... recuerdo a Lois Gunden por su amabilidad y generosidad, y el esfuerzo que hizo para integrarnos junto con los otros niños. No se les dijo a ninguno de los otros de que éramos judíos."

Gunden escribía un diario íntimo en el que solía describir sus actividades, en las que demostró una gran valentía, inventiva e intuición. Una mañana , cuando los niños habían salido para hacer una caminata, un policía se apersonó al centro para arrestar a tres niños judíos: Louis, Armand y Monique Landesmann. Lois le informó que los chicos no volverían hasta el mediodía. El policía regresó para entonces y le ordenó a Lois empacar las pertenencias de los muchachos y prepararlos para la partida. Lois le contestó que la ropa de estos estaba siendo lavada y no estaría seca hasta el atardecer. Durante todo ese día Lois rezó en busca de sabiduría y guía y por la salvación de los tres niños; el oficial nunca regresó y los niños se salvaron.

En noviembre de 1942 los alemanes ocuparon el sur de Francia. A pesar de que se había convertido en una extranjera enemiga Gunden continuó regentando el centro infantil. En enero de 1943 fue detenida por los alemanes y recién en 1944 fue liberada en el marco de un canje de prisioneros. Regresó a su hogar en Indiana y en 1958 se casó con Ernest Clemens, un viudo. Nunca tuvo hijos propios, pero ganó un hijastra por intermedio de su matrimonio. Continuó enseñando francés en el Goshen College y en Temple University, a la vez que actuaba como pastora de la iglesia menonita.

Fuente: Yad Vashem

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

deja tu comentario aqui

Unete Facebook