jueves, 20 de abril de 2017

Estados Unidos realiza maniobras militares y aclaró que no negociara con Corea del Norte

PUBLICIDAD







Estados Unidos descartó negociar con Kim Jong-un y realiza maniobras militares en Corea del Sur
La Casa Blanca, por ahora, es la única salida para rebajar la tensión de que el régimen comunista desmantele su programa de armas nucleares. Más de 100 aviones norteamericanos y surcoreanos realizan ejercicios militares a 200 kilómetros de la frontera


El gobierno estadounidense advirtió que no planea negociar con el régimen de Kim Jong-un sobre la creciente tensión mundial, mientras realiza ejercicios militares junto con su aliado en la península, Corea del Sur.

"La única cosa que necesitamos oír de Corea del Norte es que terminan y finalmente desmantelan su programa de armas nucleares y misiles balísticos", declaró el vicepresidente Mike Pence en una entrevista con CNN en el portaaviones USS Ronald Reagan, en la base naval Yokosuka de Japón.

El presidente Donald Trump había manifestado, cuando era candidato, su disposición a conversar con Kim Jong-un, pero la tensión entre los dos países ha aumentado después de que Pyongyang lanzara un misil al Mar del Japón el pasado 5 de abril.

En tanto, la Fuerza Aérea surcoreana informó este jueves que más de cien aviones de combate locales y estadounidenses realizan un ejercicio de defensa aérea, llamado Max Thunder, en la ciudad de Gunsan, donde los EEUU tienen una base militar, ubicada a 200 kilómetros de la frontera con el Norte.

Las maniobras comenzaron el viernes pasado y durarán dos semanas, pero no habían sido reveladas hasta hoy. Así, se suman a los ejercicios conjuntos de dos meses de tierra, mar y aire Foal Eagle, en el que participan unos 1.200 soldados. Dicha rutina anual está orientada a "abrumar al enemigo" y diseñado para "responder a cualquier forma de provocación en cualquier momento y lugar", según el teniente Won In-chul, de la Fuerza Aérea surcoreana, en declaraciones recogidas por la agencia Yonhap.

Won añadió, además, que estas maniobras conjuntas ofrecen una buena oportunidad para mejorar las habilidades tácticas de ambos países, que son indispensables para mantener la seguridad en la península coreana.

Por su parte, el Pentágono envió este jueves al este de la península coreana un avión destinado a recolectar información de la atmósfera para detectar e identificar una explosión nuclear, según una fuente gubernamental citada por Yonhap.

El avión había llegado a la base estadounidense de Kadena (en Okinawa, al sur de Japón), a principios de mes. El Pentágono también decidió enviar a la península al portaaviones nuclear USS Carl Vinson, que llegará a la zona a finales de abril.

Corea del Norte realizó su última prueba de misiles el pasada domingo cuando lanzó sin éxito un proyectil que estalló tras ser disparado, en lo que supone el enésimo ensayo armamentístico del régimen de Pyongyang en el último año.

Fuente: Infobae



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

deja tu comentario aqui

Unete Facebook