viernes, 7 de abril de 2017

Médicos israelíes salvan a dos mujeres embarazadas de Gaza

PUBLICIDAD







Dos palestinas de Gaza con un embarazo de alto riesgo dieron a luz en Israel, una de ellas a gemelos, gracias a la colaboración de las autoridades palestinas e israelíes, informaron ayer fuentes médicas de ambos.


El traslado de mujeres de Gaza a Israel no es habitual, ya que pese al bloqueo que sufre desde 2007, la franja dispone de atención médica y facultativos expertos en el seguimiento del embarazo y sus problemas.

Sin embargo, la extrema gravedad de ambos casos hizo que tuvieran que ser conducidas de urgencia al Centro Médico Rambam, de la ciudad portuaria de Haifa (norte de Israel), donde fueron atendidas, informó el propio centro en un comunicado

Según la nota, una de las gestantes, de 29 años e identificada como “A”, padecía una dolencia común durante el embarazo, incompatibilidad de Rh, madre y feto tienen dos tipos distintos de sangre lo que puede originar que los anticuerpos de la progenitora dañen las células de los glóbulos rojos del feto. El problema, sin embargo, no fue detectado a tiempo en Gaza, por lo que hubo de coordinarse el traslado.

“La asistencia médica puede dar una solución efectiva a mujeres con este problema, incluso antes de que se queden embarazadas si se conoce a tiempo”, explicó el profesor Ido Solt, jefe de la unidad especial de alto riesgo en el embarazo del Ramban.

El especialista aseguró que tanto la madre como el feto corrían peligro, a lo que se sumó que el alumbramiento ocurriera de forma prematura, en la semana 33 de embarazo, y detectaran al bebé una cardiopatía congénita de la que fue operado con éxito.

Gemelos sanos de madre enferma
La mujer tuvo que dejar a su recién nacido en Israel para seguir con el tratamiento y regresar a Gaza con sus otros dos pequeños.

El segundo caso, registrado en menos de dos semanas, fue el de una madre de 35 años identificada como “H”, que llegó al centro médico en una situación tan grave que no era consciente de su entorno. Desde niña sufría una enfermedad pulmonar obstructiva crónica, y vivía bajo amenaza de poder desangrarse hasta morir, por lo que su gestación también requería de cuidados especiales y medicación que no está disponible en Gaza.

Esta mujer dio a luz en el noveno mes de embarazo por medio de una cesárea de la que nacieron un niño y una niña sanos que pesaron 2,3 kilos cada uno, aunque su situación era tan grave que tuvo que pasar una semana hasta que pudo ver las caras de sus hijos.

Fuente:abc.es

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

deja tu comentario aqui

Unete Facebook