lunes, 10 de abril de 2017

Sacerdotes judíos llevaron a cabo la recreación del ritual descrito por la biblia del cordero Pascual.

PUBLICIDAD






Después de una batalla judicial para obtener el permiso de la policía, el Sanedrín (auto nombrado) celebró una recreación completa del sacrificio de la Pascua y el servicio del Templo la noche del jueves de una manera que recuerda la gloria que alguna vez fue el Templo. Este año, la ceremonia estaba más cerca del Monte del Templo, donde el servicio tendría lugar si el Templo estuviera de pie, que nunca antes.


Durante los últimos quince años, el Sanedrín ha sido anfitrión de una recreación de vestimenta completa del sacrificio de la Pascua en Jerusalén. Con humildes comienzos y más como una lección pública, la ceremonia ha crecido. Cada año, más gente asiste y la ceremonia misma se desarrolla en complejidad, haciéndose más parecida a la ceremonia real en el Templo.


El jueves, los Kohanim, hombres de la casta sacerdotal, vestían prendas especiales que cumplían los requisitos bíblicos y realizaban la ceremonia acompañada de instrumentos musicales especialmente preparados por el Instituto del Templo para su uso en el Tercer Templo. Un cordero fue sacrificado bajo la supervisión de un representante del ministerio veterinario del gobierno, y posteriormente asado según lo ordenado por la Torá.


Para dar cabida a las crecientes multitudes, el Sanedrín planeaba celebrar la ceremonia este año en el Davidson Center, un parque arqueológico adyacente al Muro Occidental y al Monte del Templo. Temiendo la violencia musulmana, la policía se negó a emitir un permiso para el evento, y sólo cuatro días antes del evento, el lugar fue trasladado a un lugar dentro del barrio judío cerca de la sinagoga de Hurva. Sin embargo, incluso esta ubicación es privilegiada, situado a sólo unos pocos cientos de metros de la pared occidental y el Monte del Templo.

Los medios de izquierda politizaron el evento, atribuyendo motivos extremistas de derecha a los organizadores y sugiriendo que su intención era incitar a la Autoridad Musulmana que supervisa el Monte del Templo. El rabino Hillel Weiss, portavoz del naciente sanedrín y uno de los organizadores del evento, enfatizó que el evento era apolítico y se pretendía simplemente como una recreación de una de las ceremonias más centrales del pueblo judío.

"A pesar de todas las dificultades, cada año nos acercamos a la gloria que alguna vez estuvo en el Templo Judío y, si Dios quiere, regresará a Israel", dijo Rabi Weiss. "Hay claramente un despertar a medida que más personas se conectan al Monte del Templo y las recreaciones de las ceremonias del Templo".
















Fuente: Breaking Israel News
Traducción para : Shalom Jerusalén

1 comentario:

  1. Shalom, Ysrael.
    Baruch Hashem los bendiga de sobre manera, me gustaría que a futura pudieran mostrar la celebración de Pesach y todas las demás santas convocaciones por video.

    Shalom.

    ResponderEliminar

deja tu comentario aqui

Unete Facebook