lunes, 17 de abril de 2017

Terroristas palestinos presos en Israel anuncian una huelga de hambre

PUBLICIDAD








Bandera con la efigie de Marwan Barghouti en el Foro Social Mundial en Túnez Foto: Ashoola Wikimedia CC BY-SA 3.0



Alrededor de 700 terroristas palestinos presos, integrantes de Fatah y del Frente Popular de Liberación Palestina (FPLP), y un pequeño número de reclusos de Hamás, comenzaron una huelga de hambre. Mientras tanto el ministro de Seguridad Pública y Asuntos Estratégicos e Información, Gilad Erdan (del partido Likud), mantuvo una video conferencia para evaluar la cuestión con el Servicio Penitenciario de Israel, la Policía, el Ejército de Defensa de Israel, el Servicio de Seguridad General (Shabak) y el Ministerio de Salud.

Marwan Barghouti, condenado a cinco cadenas perpetuas, por atentados terroristas en Israel, es considerado el cerebro de la medida protesta. Los palestinos exigen, entre otras demandas, que el Servicio Penitenciario les instale teléfonos públicos en sus alas, como las que están instaladas en las secciones de los presos comunes.

La segunda demanda está dirigida a la Cruz Roja, requiriéndole nuevamente recibir dos visitas familiares mensuales. Esto se debe a que la Cruz Roja cambió su política hace nueve meses y redujo las visitas de dos veces por mes a una sola, aparentemente por cuestiones monetarias (la Cruz Roja financia los autobuses que llevan a los familiares de los presos desde Gaza o Cisjordania a los cárceles).

Los presos exigen que Israel no impida la visita de ningún familiar de primer o segundo grado. También quieren que las visitas se extiendan de 45 minutos a una hora y media, además que les permitan tomarse fotografías con sus familiares cada tres meses.

Algunos miembros de Fatah han criticado la huelga de hambre de los presos; porque consideran que se trata de una maniobra política de Barghouti. En los últimos meses, Barghouti se ha quejado de que él y sus partidarios han sido excluidos de posiciones de poder tras la séptima convención de Fatah, después de haber ganado el primer lugar en la lista del partido.

Para el presidente palestino, Mahmud Abbás, la huelga de hambre de los presos llega en un mal momento, porque precede la reunión prevista con el presidente norteamericano, Donald Trump para principios de mayo. La dirigencia palestina en Ramallah no tiene interés en encender la zona en este momento, mientras tienen aún sus esperanzas puestas en Trump.

Según el ministro Erdan, “la huelga de Barghouti está motivada por razones políticas internas palestinas y por lo tanto incluye demandas poco razonables respecto a las condiciones de presos. Di instrucciones del Servicio Penitenciario para que actúe de todas las formas posibles para contener la huelga dentro de las cárceles y a la Policía de Israel para que se prepare para ofrecer la asistencia necesaria en cualquier escenario que se pueda desarrollar”.

Fuente: Aurora Israel

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

deja tu comentario aqui

Unete Facebook