lunes, 8 de mayo de 2017

Diputados evangélicos cuestionan voto de Brasil en contra de Israel sobre Jerusalén

PUBLICIDAD






Las relaciones conflictivas entre el gobierno de Israel con sus vecinos, los palestinos y los países árabes son tan expresivos que acaban incluso afectando a la política de un país que está a miles de kilómetros de la región del Oriente Medio.


Qué país es este? El Brasil. Sí, en el 3 de mayo, miércoles, un grupo de políticos brasileños fue invitado especial para un almuerzo en la embajada israelí en el Distrito Federal. La mayor parte de los parlamentarios formaba parte de la bancada evangélica (los mismos políticos religiosos que defendieron y apoyaron la destitución de la ex-presidenta de brasil, Dilma Rousseff) y hasta católica, y aún existían los representantes del denominado Frente Parlamentario en Defensa de la Vida y de la Familia.

El asunto primordial que orientó el encuentro en sí fue el anhelo de los diputados de demostrar el rechazo y la aversión de cada uno en relación al comportamiento del presidente Michel Temer y compañía, los cuales aún se tendieron por las organizaciones palestinas en perjuicio del Estado de Israel, dicen los parlamentarios brasileños presentes en el congraciamiento en cuestión.

Todo esto porque el 2 de mayo, Brasil renovó el voto a favor en la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), cuyo contenido era negar la primacía o la soberanía por parte de Israel en relación a la emblemática ciudad de Jerusalén.
Vale señalar que la redacción del documento fue hecha por los países de mayoría islámica, como, por ejemplo, Sudán, Argelia, Líbano, Egipto, Marruecos, Qatar y Omán.

Obviamente, todos los invitados a la embajada de Israel, que eran los políticos de la derecha del Brasil y de organizaciones judías en general, se esbozaron con vehemencia el rechazo a la forma en que votó el gobierno federal brasileño; tanto es así, que la Conib (Confederación Israelita de Brasil) dijo que la referida resolución es más un ensayo triste, y es una forma de persecución a naciones, que tiene como objetivo destruir los lazos de los israelíes con la ciudad vieja de Jerusalén.

El pastor protestante Sóstenes Cavalcante, que pertenece al DEM/RJ, hizo cuestión de tomar las palabras de la Conib, y añadió que la posición de Brasil trae el olor a rancio del gobierno que sufrió el juicio político y “ofende la memoria de Osvaldo Aranha y de los héroes del ministerio de relaciones exteriores”, que según el diputado Sóstenes, combatieron las prácticas criminales del holocausto judío.

A su vez Victório Galli, que es el actual vicepresidente del Frente Parlamentario Evangélico y perteneciente al equipo político del PSC/MT, destacó que casi el Frente tiene la intención de “reforzar nuestro apoyo a Israel”.

Por otro lado, quedan algunas preguntas flotando, que carecen de respuestas basadas en el verdadero contenido histórico y no en los intereses creados y por el patrocinio de los gobiernos que oprimen a sus vecinos. No se debe olvidar que ya había palestinos o descendientes de los mismos que viven en la región oriental de Jerusalén, cuando esta fue conquistada a Jordania y anexada por Israel, en función de la Guerra de los Seis Días en 1967, aunque mucho de sus descendientes son actualmente ciudadanos del Estado de Israel.

Fuente: Pysnnoticias

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

deja tu comentario aqui

Unete Facebook