martes, 30 de mayo de 2017

La dictadura islámica de Irán reanudó su apoyo financiero al grupo terrorista islámico palestino hamas

PUBLICIDAD







Reporte: Irán reanudó la ayuda financiera a la organización Hamás


Por Roxana Levinson, corresponsal en Israel. El diario Asharq al-Awsat informa hoy que Irán renovará la ayuda económica a la organización Hamás, tras varios años de congelamiento en las relaciones. Recientemente se produjo un nuevo acercamiento, que al parecer volverá a traducirse en ayuda para la adquisición y producción de armas y explosivos e incluso entrenamiento.

Según informa hoy el diario árabe Asharq al-Awsat, después de una serie de reuniones entre autoridades de la Guardia Revolucionaria de Irán y representantes de la organización Hamás, la República Islámica decidió reanudar la ayuda financiera a Hamás, que estaba congelada desde hace varios años.

La decisión fue tomada una semana después de que el titular de la Guardia Revolucionaria, general Qasem Soleimani, enviara una carta de felicitación al nuevo jefe de la oficina política de Hamás, Ismail Haniyeh, por su elección al cargo. Desde entonces, Haniyeh recibió llamadas y cálidas expresiones por parte del liderazgo iraní, satisfecho con los recientes cambios en la dirigencia de Hamás.

En los últimos años – especialmente desde que comenzara la guerra civil en Siria – las relaciones entre el líder del mundo chiita, Irán, y la agrupación sunita Hamás, se deterioraron. Los representantes de Hamás debieron abandonar sus oficinas en Damasco. Hamás dejó en claro su apoyo a los grupos rebeldes y su oposición al régimen de Bashar al Assad. El apoyo de Irán y Hezbollah a Hamás se redujo en forma significativa, si bien no fue interrumpido, y se limitó a su brazo armado, la Brigada Ezzedin al Qassam.

El acercamiento del anterior líder político de Hamás, Khaled Mashaal, a Arabia Saudita – máximo enemigo de Irán – contribuyó al desgaste de las relaciones.

En las últimas elecciones internas de Hamás resultaron ganadores candidatos de la corriente pro-iraní de la agrupación y pasaron a ocupar cargos significativos: Ismail Haniyeh como jefe de la oficina política y Yahya Sinwar al frente del ala militar.

En Irán temían que fuera elegido Mousa Abu Marzuk como líder político, un dirigente de Hamás que considera y declara públicamente que las relaciones con la República Islámica no benefician a la organización. Hace aproximadamente un año, una fuente de inteligencia difundió en los medios de la región la grabación de una conversación telefónica en la que Abu Marzuk critica duramente a Irán y acusa a su liderazgo de estar “más ocupado en hablar que hacer”, en lo que se refiere a la ayuda a Hamás.

En la carta que envió Qasem Soleimani a Sinwar, el general expresa que Irán “espera reforzar la cooperación con amigos como Hamás, aliados en el eje de la resistencia, para devolver la fuerza a la causa palestina”. Soleimani también escribió que la Guardia Revolucionaria espera ver los resultados del esfuerzo de Hamás en la promulgación de la resistencia, la continuidad de la línea jihadista del grupo en la Franja de Gaza.

Fuente: Iton Gadol

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

deja tu comentario aqui

Unete Facebook