lunes, 29 de mayo de 2017

Netanyahu aclaró que Israel no necesita la aprobación de Trump: “Somos una nación soberana y podernos decidir y declarar muchas cosas”

PUBLICIDAD






Netanyahu: Trump no le dio un cheque en blanco a Israel



El primer ministro, Biniamín Netanyahu, advirtió a su partido Likud durante un encuentro a puertas cerradas en el Parlamento (Knéset) que la reciente visita al país, del presidente norteamericano, Donald Trump, no resultó en el otorgamiento de Estados Unidos de “un cheque en blanco con respecto a nuestras políticas”.

“Somos una nación soberana y podernos decidir y declarar muchas cosas”, afirmó Netanyahu. “Es cierto que tenemos una relaciones cálidas y un gran entendimiento en lo que respecta a nuestra posición. ¿Pero un cheque en blanco? Eso está muy lejos de la realidad”.

En este sentido el primer ministro instó a los miembros de su partido a actuar responsablemente, aparentemente para evitar estropear lo que parece ser una relación estable.

“Es por eso que debemos actuar con mucha prudencia y responsabilidad. Especialmente ahora”, advirtió a su audiencia.

“Han oído al presidente Trump. Él vino aquí, hizo cosas muy importantes y nos conmovió profundamente, pero también dijo que cree que Abu Mazen (Mahmud Abbas) quiere la paz, y yo quiero la paz. También dijo que cree que es posible y necesario llegar a un acuerdo”, recordó a los miembros del Likud.

Netanyahu también se refirió al factor que según considera impide que las dos partes lleguen a un acuerdo de paz.

“Hay una cosa fundamental que siempre digo: La razón por la que no hay acuerdo es porque ellos [los palestinos] educan a sus hijos, generación tras generación, que no habrá un Estado de Israel en ninguna frontera”, expresó el primer ministro.

“Por eso, la única manera de asegurar nuestro futuro es mantener el control sobre la seguridad. Esa es nuestra posición y ha sido afirmada de la manera más clara. Todavía hay, y lo diré sin ambigüedades, un deseo e incluso intentos de llegar a un acuerdo bajo la creencia de que los palestinos no están dispuestos a renunciar a su deseo de destruir al Estado de Israel en etapas, por fases, con el tiempo”, aseveró.

Sin embargo, indicó que permanece comprometido a perseguir la paz sin importarle los objetivos a largo plazo de los palestinos de borrar a Israel del mapa.

“Eso no es importante. Les estoy diciendo esto porque tenemos que lidiar con eso. Yo tengo que lidiar con eso”.

En cuanto al acuerdo de asistencia de seguridad con EE.UU., el primer ministro agregó: “Recibimos un asistencia de defensa adicional por 300 millones de shékels. Según el acuerdo de defensa con Estados Unidos, si el Congreso aprueba sumas adicionales al presupuesto y también el Gobierno lo aprueba, no hay necesidad de devolverlo”.

En septiembre de 2016, Israel y Estados Unidos firmaron un nuevo paquete de ayuda de 38.000 millones de dólares para Israel, por diez años, poco antes de que el entonces presidente Barack Obama abandonara la Casa Blanca.

De acuerdo con los términos del acuerdo, la mayor parte de la ayuda está destinada a la compra exclusiva de armamentos norteamericanos; por lo que de esta manera EE.UU. subsidia indirectamente a su propia industria.

Fuente: Aurora Israel

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

deja tu comentario aqui

Unete Facebook