sábado, 13 de mayo de 2017

Partido político pide en España que los funcionarios puedan destruir libros que crean homofóbicos y cerrar sitios web

PUBLICIDAD






Podemos ha registrado una proposición de ley contra la discriminación sexual que permitirá cerrar sitios web o destruir libros por vía administrativa.



Podemos ha registrado en el Congreso una "proposición de ley contra la discriminación por orientación sexual, identidad o expresión de género y características sexuales, y de igualdad social de lesbianas, gais, bisexuales, transexuales, transgénero e intersexuales" que eleva a nivel nacional normas autonómicas similares ya muy preocupantes para las libertades como la impulsada por Cifuentes en Madrid y que incluye severas restricciones a la libertad de expresión que serían castigadas por un órgano administrativo con el orwelliano nombre de Agencia Estatal contra la discriminación por orientación sexual, identidad de género, expresión de género y características sexuales.

Esta norma, entre muchas otras medidas, considera una infracción grave "difundir en Internet o en las redes cualquier tipo de expresiones, imágenes o contenidos que sean ofensivas o vejatorias por razón de orientación sexual, identidad o expresión de género o características sexuales contra las personas LGTBI o sus familias" o "proferir expresiones, imágenes o contenidos de cualquier tipo que sean ofensivas o vejatorias por razón de orientación sexual, identidad o expresión de género o características sexuales contra las personas LGTBI o sus familias en cualquier medio de comunicación, en discursos o intervenciones públicas".
 

El problema es que estas infracciones no serían evaluadas por un juez, como corresponde a cualquier decisión en la que entre en juego la libertad de expresión, sino por funcionarios. Este tipo de conductas ya están previstas en el Código Penal, pero se ve que las protecciones que ofrece un proceso legal garantista son excesivas para Podemos. Además de castigos que pueden llegar a los 45.000 y el cierre de establecimientos abiertos al público durante dos años, en el caso de que el órgano administrativo considerara ilícita una opinión podría destruir o cerrar el medio en el que se haya expresado:

    Ante cualquier infracción, cualquiera que sea su naturaleza, se procederá al decomiso y destrucción, borrado o inutilización de libros, archivos, documentos, artículos y cualquier clase de soporte objeto de las infracción administrativas contempladas en la presente Ley o por medio de las cuales se hubiera cometido. Cuando el delito se hubiera cometido a través de tecnologías de la información y la comunicación, se acordará la retirada de los contenidos. En los casos en los que, a través de un portal de acceso a Internet o servicio de la sociedad de la información, se difundan exclusiva o preponderantemente los contenidos a que se refiere el apartado anterior, se ordenará el bloqueo del acceso o la interrupción de la prestación del mismo.

El abogado especializado en delitos de internet Carlos Sánchez Almeida ha protestado contra la propuesta, comparándola con la ley Sinde del PSOE y la ley mordaza del PP en legislaturas anteriores porque a su juicio todas coinciden en lo mismo: restringir la libertad de expresión sin concurso de los jueces.



Otro conocido abogado próximo a Podemos, David Bravo, también ha expresado su disconformidad con la norma y ha discutido con una senadora del partido que le reprochaba su "deslealtad":




Fuente: Gaceta

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

deja tu comentario aqui

Unete Facebook