lunes, 1 de mayo de 2017

Profecía: Corea del Norte y el retorno de las 10 tribus perdidas y la llegada del Mesías.

PUBLICIDAD






La profecía ocultada de 1.500 años de antigüedad finalmente revelada. Lo que dice sobre Corea del Norte le sorprenderá


    "Porque el fuego se encendió en Mi nariz, y ardió en las profundidades del mundo inferior, y devoró la tierra con su producto, y encendió los fundamentos de los montes." Deuteronomio 32:22 (La Biblia de Israel ™)


Una profecía de 1.500 años de antigüedad que desconcertó a generaciones de eruditos finalmente ha sido descifrada, sus secretos revelados por un sabio oculto que ha enviado el mensaje de que el inminente conflicto en Corea del Norte culminará en la guerra final. Su mensaje contiene varias advertencias severas sobre cómo lidiar con los tiempos difíciles que tenemos por delante.

Rabino Moshe Aharon HaKohen, un hombre misterioso, ha descifrado finalmente un libro de enseñanzas esotéricas de 1.500 años acerca de los días antes del Mesías. El rabino HaKohen tiene más de 100 años y es accesible a sólo unas pocas personas selectas, pero cuando comprendió la urgencia de lo que había aprendido, transmitió un mensaje al rabino Yosef Berger sobre las profecías, que se refieren directamente a la situación actual en Corea del Norte .

Según el rabino HaKohen, la profecía declaró explícitamente que el conflicto norcoreano seguirá creciendo hasta que se convierta en la guerra final que traerá la redención.

"Al final de los días habrá una violencia horrenda en todo el mundo, pero la señal de que el Mesías es realmente inminente es cuando estalla una guerra en el norte del mundo que involucra a todas las naciones del mundo", dijo Rabbi Berger. "Rabí HaKohen dijo que estas cosas están más cerca que nunca de suceder."

La extraña historia comenzó hace casi 1.500 años con el rabino Pinchas, un notable kabbalista y místico que vivía en el norte de Israel, y su esposa, Rachel. Después de años de infertilidad, fueron bendecidos con un hijo que llamaron Nachman Chatufa en el año hebreo 4632 (872 dC). Según la leyenda, Nachman comenzó a hablar secretos esotéricos inmediatamente después de nacer, pero su padre, sorprendido al oír los secretos prohibidos que se hablaban en voz alta, le reprendió. El niño calló y permaneció así durante muchos años.

Cuando cumplió los doce años, Raquel rogó a su marido, quien oró hasta que el niño comenzó a hablar. De nuevo, el niño comenzó a revelar secretos esotéricos, relacionando las profecías concernientes a los días antes del Mesías. Sus palabras fueron grabadas en arameo en un libro titulado Nevuat HaYeled (Profecía del Niño). Después de dar las profecías, el niño murió. Los lugares de entierro del niño y su padre, ahora un santuario, todavía existen en el norte de Israel.

Nevuat HaYeled rara vez se estudia. Se ocupa de asuntos esotéricos en arameo particularmente críptico y es excepcionalmente difícil de entender. A medida que la situación en Corea del Norte se intensifica, el rabino HaKohen consideró imprescindible que la profecía y sus implicaciones se conviertan en conocimiento público.

Según el rabino HaKohen la comprensión de la profecía, el conflicto en Corea del Norte es la primera señal de que la era mesiánica está a punto de comenzar. La siguiente señal es que las Diez Tribus Perdidas regresarán para ayudar a Israel en las etapas finales de la batalla. Esta pista contiene un elemento clave de la profecía y consejos sobre cómo hacer frente a los difíciles tiempos que se avecinan.

"Las diez tribus Perdidas vendrán de más allá del río Sambatyon, y serán especialmente exigentes con respecto a las leyes de la Torá y leyes de pureza", explicó Rabbi Berger a Breaking Israel News. "Esto les dará una fuerza antinatural que usarán para ayudar a Israel en la guerra final".

Las Diez Tribus Perdidas fueron exiliadas en 556 aC por el rey Asirio Shalmanessar, con algunas tribus siendo enviadas más allá del semi-mítico río Sambatyon. Aunque se menciona en varios textos históricos como situados cerca de Damasco, el río aún no ha sido identificado positivamente. Según la leyenda judía, el río tiene la calidad única de no fluir en el Sabbath.

"Esa es la clave del mensaje detrás de la profecía", prosiguió el rabino Berger. "La guerra final será antinaturalmente rápida, algunos aspectos tardan unos minutos. Va a estar más allá del control humano, pero lo único que la gente puede hacer para tomar el control sobre el tiempo y ayudarse a sí mismos en esta guerra es llegar a ser fuerte en la observación del Sábado.

"Las Diez Tribus regresarán de más allá del Río Sabático para reforzar que la observancia del Sabbath y la Torá nos conectan al Creador y nos ayudan a lidiar con el mundo".

La llegada de las Tribus Perdidas también trae consigo un mensaje difícil.

"Después de que las Diez Tribus regresen, las puertas a Israel serán cerradas", advirtió el rabino Berger.

A medida que la situación en Corea del Norte se intensifica, más profecías se están revelando. Un video ha resurgido del rabino Levi Sa'adia Nachamani filmado un mes antes de su muerte hace 22 años. En el video, el rabino advierte que la mayor amenaza para Israel es Corea del Norte. En ese momento, Corea del Norte no era conocido por tener un programa de armas nucleares y no se consideraba una amenaza creíble para ningún país.

Fuente: breaking Israel News
Traducción para: Shalom Jerusalén

1 comentario:

deja tu comentario aqui

Unete Facebook