miércoles, 24 de mayo de 2017

Voluntarios judíos de Manchester se unen para dar apoyo tras el atentado

PUBLICIDAD








Luego de ataque terrorista en el que fallecieron 22 personas, voluntarios judíos se reunieron ayer en el centro de Manchester para dar apoyo moral y físico a las fuerzas del orden.


Coordinación de esfuerzos de voluntarios, declaraciones conjuntas y apoyo emocional de una comunidad unida frente a la adversidad

Veintidós personas murieron, incluyendo niños, y decenas de heridos el lunes por la noche en un aparente atentado con bomba suicida al final del concierto de la estrella pop estadounidense Ariana Grande en el Manchester Arena. Este es el atentado terrorista más mortal del Reino Unido en 12 años.

"Hemos estado toda la noche visitando a la tripulación, ayudando a las personas que estaban separadas de sus familias y tratando de volver a casa. Hemos traído mantas calientes, y ahora por la mañana trajimos bebidas calientes y dulces para la policía y las fuerzas del orden", dijo Rabi Shneur Cohen, quien organizó los esfuerzos de voluntarios en curso, incluyendo la creación de un puesto de almuerzo.

Jonny Wineberg, presidente del Consejo de Representantes Judíos y padre de una chica que asistió al concierto expresó: "Gracias a Dios no fue herida, pero es una cosa muy aterradora".

El Consejo de Representantes Judíos emitió una declaración el martes pidiendo un frente unido en la cara del ataque. "Nuestro compromiso es unir y recordar que Manchester es una gran ciudad compuesta por muchas comunidades. Elogiamos el trabajo profesional de las autoridades y los servicios de emergencia y la generosidad de los hoteles, taxistas y otros que ofrecieron alojamiento y transporte gratuito a los jóvenes. Seguimos siendo resistentes y vigilantes ante la adversidad", manifestó la declaración.

"El terrorismo no diferencia entre las personas. Estamos en el corazón de la ciudad. Cuando llegaron las noticias, en seguida nos pusimos en contacto con las agencias para hacer todo lo posible", dijo Cohen. "Hay mucha precaución en marcha, los lugares están siendo evacuados. La policía está haciendo un gran trabajo", añadió.

El hermano de Cohen, el rabino Yisroel Cohen de L'Chaim Chabad Lubavitch, también se mantuvo al tanto de los nuevos desarrollos: "Hasta ahora no ha habido informes de personas judías heridas o muertas, pero estamos en contacto con la policía y los hospitales, y todos están juntos - tanto la comunidad judía como la comunidad no judía están de pie y unidas para ayudar".

"El país ha estado en una alerta muy alta", dijo Yisroel Cohen. "La comunidad judía ha estado en alerta durante algún tiempo, con seguridad alrededor de escuelas y sinagogas. En eventos judíos, siempre tenemos seguridad. Al mismo tiempo, las personas se unen y marchan", añadió.

Fuente: Iton Gadol

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

deja tu comentario aqui

Unete Facebook