martes, 13 de junio de 2017

Después de tres años de ser secuestrada por musulmanes extremistas, una niña cristiana es rescatada y regresa con su familia.

PUBLICIDAD







Christina, secuestrada por el Estado Islámico hace tres años, vuelve a reunirse con su familia


El pasado viernes 9 de junio, después de más de tres años de tristeza y desesperación, su familia volvió a reunirse con la pequeña en el campo de refugiados Mart Shmoni, en  Ankawa.

Aprovechando las desastrosas consecuencias de la intervención americana y la fragilidad de los sucesivos gobiernos de concentración, los terroristas fueron tomando a partir de 2013 posiciones en todo Irak, hasta que finalmente se hicieron con la parte vieja de Mosul. La capital del país se convirtió en el escenario de cientos de atrocidades y la sharia pasó a ser la única ley válida.

Con la llegada del ISIS, miles de cristianos se vieron obligados a abandonar su hogar. Sin embargo, la familia de Christina optó por permanecer en Qaraqosh debido a que Khader, el padre de la familia, es ciego. Otros cristianos enfermos y ancianos también se quedaron, esperando que la situación mejorase, pero ocurrió todo lo contrario.



El 22 de agosto, los miembros del Estado Islámico dijeron a los cristianos que iban a hacerles un examen médico, sin embargo no fue así. Tras obligarles a entregar todo lo que llevaban, la pequeña Christina fue arrebatada de los brazos de su madre. Fue la última vez que vio a su hija.

El pasado viernes 9 de junio, después de más de tres años de tristeza y desesperación, su familia volvió a reunirse con la pequeña en el campo de refugiados Mart Shmoni, en  Ankawa.

Las fuerzas especiales iraquíes rescataron a Christina y pronto trasladaron la noticia a sus padres. “Mi hija estaba muerta y ahora está viva otra vez, estaba perdida y ha sido encontrada”, cuenta entre lágrimas su madre, Ayda

Fuente: Infovaticana

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

deja tu comentario aqui

Unete Facebook