lunes, 5 de junio de 2017

Estados Unidos vuelve a amenazar a la ONU con retirarse si no dejan en paz a Israel

PUBLICIDAD








ONU. Estados Unidos podría retirarse del Consejo por su “sesgo anti-Israel”


Nikki Haley, que ocupa el cargo de jefe de Gabinete en el gobierno del presidente Donald Trump, expresó la semana pasada que Washington decidiría si retirarse del Consejo después de su sesión de tres semanas en Ginebra. “Cuando el consejo aprueba más de 70 resoluciones contra Israel y sólo siete resoluciones contra Irán, sabes que algo está seriamente mal”, escribió Haley.

Se espera que Estados Unidos señale mañana que podría retirarse del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas a menos que se introduzcan reformas que incluyan la eliminación de lo que considera un “sesgo anti-Israel”, según diplomáticos y activistas.

La embajadora estadounidense en la ONU, Nikki Haley, que también ocupa el cargo de jefe de Gabinete en el gobierno del presidente Donald Trump, manifestó la semana pasada que Washington decidiría si retirarse del Consejo después de su sesión de tres semanas en Ginebra.

El fin de semana, Haley pidió que el Consejo “pusiera fin a su práctica de discriminar erróneamente a Israel por las críticas”. La posibilidad de una retirada estadounidense ha generado alarmas entre aliados y activistas occidentales.

Ocho grupos, entre ellos Freedom House y el Instituto Jacob Blaustein, escribieron a Haley en mayo, diciendo que una retirada sería contraproducente, ya que podría llevar a que el Consejo “se dirija injustamente a Israel en un grado aún mayor”. En la carta, los grupos también dijeron que durante el período del boicot de Estados Unidos, el desempeño del Consejo sufrió “tanto con respecto a los peores violadores del mundo como con respecto a su sesgo anti-Israel”.

Israel y el territorio palestino ocupado son un tema fijo en la agenda del Consejo de 47 miembros creado en 2006. Washington, el principal aliado de Israel, a menudo juega el único voto en contra de las resoluciones dirigidas por los árabes.

“Cuando el consejo aprueba más de 70 resoluciones contra Israel, un país con un sólido historial de derechos humanos, y sólo siete resoluciones contra Irán, un país con un historial de derechos humanos abismal, sabes que algo está seriamente mal”, escribió Haley.

John Fisher, director de Ginebra de Human Rights Watch, con sede en Estados Unidos, no parecía temer una retirada inmediata. “Nuestro entendimiento es que va a ser un mensaje de compromiso y reforma”, dijo Fisher a periodistas. Sin embargo, explicó que el historial de derechos humanos de Israel justificaba el escrutinio del Consejo, pero el enfoque especial era “una preocupación razonable”.

“Es una anomalía que haya un tema dedicado en la agenda de una manera que no hay para Corea del Norte o Siria o cualquier otra cosa”, añadió.

Haley también desafió a los miembros comunistas de Cuba y Venezuela citando violaciones de derechos, proponiendo una “votación competitiva para evitar que los peores abusadores de derechos humanos obtengan asientos”. La embajadora de Estados Unidos acogerá un panel sobre “Derechos Humanos y Democracia en Venezuela” y se dirigirá al Instituto de Graduados en Ginebra antes de dirigirse a Israel.

Desde que Trump está en el gobierno, Washington ha roto con décadas de política exterior de Estados Unidos al alejarse del multilateralismo. Su decisión de retirarse del acuerdo climático de París la semana pasada atrajo la crítica de los gobiernos de todo el mundo.
Fuente: AJN

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

deja tu comentario aqui

Unete Facebook