lunes, 5 de junio de 2017

La CNN inventa una noticia falsa de una protesta musulmana en contra del terrorismo en Londres

PUBLICIDAD






La CNN se inventa una protesta musulmana en Londres


Las imágenes no dejan lugar a dudas. Los periodistas de la CNN coordinan la escena para que la intervención de la reportera tenga de fondo una "masiva protesta de los musulmanes contra el terrorismo".

Dicen que una imagen vale más que mil palabras y en este caso no cabe ninguna duda. El vídeo que destapa las vergüenzas de la CNN y la manipulación mediática a la que están sometidos sus espectadores ha dado la vuelta al mundo. Todo ocurrió el pasado sábado, después del enésimo ataque islamista en Reino Unido. La cadena estadounidense consideró que era un buen momento para tratar de blanquear la imagen del islam y se inventó una manifestación contra los asesinos. Sí, se la inventó.



Las imágenes no dejan lugar a dudas. Los periodistas de la CNN coordinan la escena para que la intervención de la reportera tenga de fondo una "masiva protesta de los musulmanes contra el terrorismo". Nada más lejos de la realidad. Apenas diez personas -que se desconoce si son figurantes o no- muestran carteles y gritan cuando el cámara da la señal en una situación realmente ridícula.


La cadena norteamericana no tuvo reparos en vender la escena como "una muestra más del rechazo de los musulmanes al terrorismo", algo que puede ser cierto, pero que no justifica tan burda manipulación. Durante los últimos meses, la CNN se ha convertido en especialista en alterar la realidad a gusto del espectador sin ningún tipo de tapujo.

Los últimos atentados islamistas en suelo europeo han desmontado por completo el discurso de los medios. Las grandes cabeceras compiten junto a las autoridades por ver quién es capaz de omitir con mayor descaro el origen de los atacantes, sus creencias o el sistema que ampara y financia su radicalización. Si uno se limita a ver los telediarios de las principales cadenas y echa un vistazo a la prensa -nacional o internacional-, nunca se imaginaría que el autor de las masacres es un musulmán radicalizado.



    CNN have just been caught in a leaked video with reporter @BeckyCNN FAKING a muslim protest against #LondonBridge. pic.twitter.com/XLdtNq6Rmr

Es curioso lo difícil que les resulta pronunciar la palabra islam y lo rápido que salen a celebrar la nacionalidad británica de alguno de los atacantes. En la esquizofrénica Europa actual, los medios celebran como una victoria que un asesino sea local para poder seguir adelante con su argumentario. En esos casos, sin embargo, se echa en falta alguna reflexión sobre qué ha ocurrido para que una persona que ha vivido siempre en Europa odie sus costumbre y su tradición cultural.
La CNN y Trump

La victoria de Donald Trump en las elecciones norteamericanas el pasado 8 de noviembre provocó el comienzo de una de las mayores campañas mediáticas que se recuerdan. Todos los medios, con la CNN a la cabeza, atacaron sin piedad al nuevo presidente, censuraron sus primeras medidas e incluso se atrevieron a burlarse de su hijo pequeño.

Las supuestas injerencias rusas en la campaña sirvieron a muchos medios para atacar a Trump, que durante la campaña había hablado de normalizar las relaciones con Vladimir Putin. Las razones de la CNN, que en un principio habló de fuentes "muy privilegiadas", pronto se vinieron abajo. De hecho, hace unos días, John H. Sununu, exgobernador republicano de New Hampshire, desmontaba todo el caso en riguroso directo.

Subrayó que los ‘fake medias’ están informando sobre "hipótesis" y añadió que nadie todavía ha enseñado "una sola prueba" que respalde la historia.

Sununu consiguió arrancarle a la presentadora Alisyn Camerota un rotundo "no" a la pregunta de si realmente existen pruebas. "¿Cuántos cuervos se va a comer la CNN si su versión sobre el supuesto pacto entre Rusia y EEUU no coincide con las conclusiones del consejero Robert Mueller?", comentó.

Camerota comenzó su intervención preguntándole al exgobernador si a su parecer existe algún dato de la investigación que le parezca poco ético o ilegal.

Lo que no se pudo imaginar era la respuesta de Sununu: "Sí, la información que se está dando y la exageración de algo poco ético. Mire, han pasado siete meses de la elección y hasta ahora nadie ha sacado una sola prueba… No hay nada sobre este tema".

"La única disconformidad que tengo es que los medios están intentando crear una ilegalidad sin tener el coraje suficiente de decir cuál es esa ilegalidad. Yo no he identificado ninguna ilegalidad. ¿Usted?", preguntó el republicano.

Tras intentar esquivar su respuesta, la reportera tuvo que admitir finalmente que "no". Es cuando Susunu se tomó la revancha: "Ok. Esa respueta debería hacerle terminar su reportaje aquí. Debería poner un punto de exclamación tras su no", concluyó.

Fuente: La Gaceta

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

deja tu comentario aqui

Unete Facebook